Colegio Médico realiza llamado a la paz, a condenar la violencia y pide al Gobierno llevar una gestión política efectiva

128
  • La máxima dirigenta gremial, Dra. Izkia Siches, reiteró que se debe potenciar y fortalecer la estrategia de testeo, trazabilidad y aislamiento y que la autoridad sanitaria dé a conocer los indicadores de confinamiento y desconfinamiento.
  • Esta mañana expuso la visión de Colmed junto a los presidentes de los consejos regionales de Antofagasta, La Serena y Coyhaique, para dar una perspectiva territorial a la pandemia.

Reiterar el llamado a tomar en cuenta la realidad regional ante mensajes de comunicación de emergencia que provienen de la Región Metropolitana y que no se condicen con la situación de otros territorios; solicitar que se entregue a la comunidad los indicadores claros para la determinación de confinamientos y desconfinamientos y solicitar paz social y una condena a la violencia con una petición explicita al gobierno para llevar una gestión política efectiva.

Esos fueron los principales temas que trató esta mañana la presidenta del Colegio Médico de Chile, Dra. Izkia Siches en un encuentro en el que participaron sus pares de los regionales Antofagasta, Dr. Hugo Benítez; La Serena, Dr. Rubén Quezada y Coyhaique, Dr. Claudio Vallejo.

El mensaje transversal de las autoridades fue a tomar en cuenta las dinámicas epidemiológicas de cada territorio, con el fin de evitar que los mensajes desde la capital generen confusión en la población de otras ciudades.

Con respecto a las manifestaciones que se efectuaron durante la última madrugada en el país, la dra. Siches indicó que “esto complejiza mucho más el manejo de la pandemia. Tenemos consciencia del difícil momento de las familias del país. El manejo de la pandemia no solo requiere de medidas sanitarias, sino que también de medidas sociales. Tenemos que reconocer que existen sectores, parte de la clase media que tiene requerimientos que no están logrando satisfacer. Para avanzar en la pandemia necesitamos paz social. Pero eso debe ir de la mano de una gestión política efectiva. Este conflicto que puede tener repercusiones sociales mayores que nos pueden impedir tener un control efectivo de los contagios”.

La profesional del hospital San Juan de Dios, además, aseguró que “hay que reconocer que vivimos en una democracia y que la ciudadanía tiene derecho a manifestar su descontento. Pero le pedimos que respeten las restricciones sanitaria, es muy importante para no retroceder en los casos”.

Finalmente comentó que “debemos tener mucha cautela en Arica, Atacama, Calama, considerando la alta tasa de letalidad, de camas críticas y el aumento de contagios que se vive en La Serena. Hay regiones que van en muy buena línea, como la Araucanía, pero estamos expectantes ante las definiciones porque antes de dar cualquier paso debemos tener un plan de confinamiento y desconfinamiento, sumar a las regiones para que no existan descoordinaciones. Ese plan de confinamiento y desconfinamiento con métricas, no lo conocemos aún”.

El doctor Benítez del Colegio Médico Antofagasta expresó su preocupación por la realidad de la zona, incluida la zona de Calama. “La autoridad no escuchó a los actores que pudieron entregar medidas preventivas por el tema minero. El tráfico de personas desde otros sectores del país, producto de la minería es altísima. Hoy tenemos entre un 30 y un 35% de infectados provienen del sector minero. Ha habido poca capacidad de sentarse a escuchar a los diferentes actores de la región y solamente entender que las medidas sean tomadas de manera centralizada desde el ministerio, pero eso está cambiando. Ayer, la reunión de la subsecretaria Daza con todos intendentes y algunos dirigentes del Colegio Médico va en el sentido correcto”, dijo.

El doctor Quezada de La Serena, explicó que “Coquimbo ha tenido un aumento de casos y comunicar un relajo de las medidas no esta adaptado al contexto. Nuestra realidad epidemiológica esta atrasada en unas semanas con respecto a la Región Metropolitana. Debemos trabajar en dos puntos fundamentales: testeo, trazabilidad y aislamiento adecuado y, mejorar comunicación”.

Finalmente, doctor Vallejos del Regional Coyhaique expresó la buena experiencia de la zona que les permitió ser una de las dos primeras regiones en iniciar un proceso de apertura.  “Aysén es una región bastante distinta, es extensa, pero con poco más de 100 mil habitantes 100 mil y esa característica ha permitido que sea bastante lento el contagio y que éste sea determinado por personas que vienen desde afuera.  Nuestro aislamiento geográfico, la capacidad de diálogo de la autoridad sanitaria, la ocupación de camas intensivas que no superó el 50 o 60% y la trazabilidad que supera el 97%, han sido factores importantes”, puntualizó.

Puedes revisar toda la presentación en el siguiente link