Dr. Jorge Rojas Zegers recibe el Premio Nacional de Medicina 2024

1969

Este reconocimiento se entrega desde hace 22 años y fue creado por la Academia Chilena de Medicina, la Asociación de Facultades de Medicina de Chile (ASOFAMECH), la Asociación de Sociedades Científicas Médicas de Chile (ASOCIMED) y el Colegio Médico de Chile (COLMED)

En las dependencias de la Academia Chilena de Medicina se realizó esta emotiva y solemne ceremonia en la que se entregó el Premio Nacional de Medicina 2024 al reconocido especialista, Dr. Jorge Rojas Zegers y a la que asistió la presidenta del Colegio Médico, Dra. Anamaría Arriagada junto al presidente de ASOFAMECH y presidente del jurado del Premio Nacional de Medicina 2024, Dr. Antonio Orellana; la presidenta de ASOCIMED, Dra. Carmen Gloria Aylwin y el presidente de la Academia Chilena de Medicina, Dr. Emilio Roessler.

Asimismo, estuvieron presentes la ministra de Salud, Dra. Ximena Aguilera, la rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés, así como familiares, colegas y amigos del premiado, quienes escucharon el discurso de la presentación del premiado a cargo del Dr. Ricardo Ayala, Co fundador de Coaniquem y quien se refirió a su relación de amistad con el Dr. Jorge Rojas Zegers, al desarrollo en su especialidad y al proyecto de vida que se concretó en la Fundación Coaniquem.

Por su parte, el Dr. Rojas, manifestó que no tenía ningún discurso, pero mucha alegría. “Quiero centrar mis palabras en esa actitud de servicio que me llegó como un don de Dios. En mis padres, mis hermanos, en mi esposa María Ester, en mis siete hijos. Aprendí a servir sirviendo. No hay receta, simplemente empezar a servir y servir por el placer de servir. Eso es lo más bello que puede tener un ser humano, saber que ese otro que está frente de mí, es un hijo de Dios. Un sujeto de enorme dignidad, que tengo que dar lo mejor de mí. Eso ha marcado toda mi existencia”.

Para la Dra. Arriagada, el Premio Nacional de Medicina representa una de las instancias más relevantes para los profesionales, ya que “este reconocimiento a los médicos y médicas que han realizado un aporte significativo a nuestro país y a la medicina, nos estimula a continuar desarrollando una profesión que tenga como principal valor a nuestros pacientes”.

Una trayectoria al servicio de los pacientes

El Dr. Rojas realizó un posgrado en Cirugía Infantil en el Hospital Roberto del Río, especializándose posteriormente en Cirugía Plástica y Reparadora, y una pasantía en Barcelona, España y estadías de perfeccionamiento en hospitales y universidades de Estados Unidos que también fueron parte de su especialización en rehabilitación quirúrgica de pacientes quemados.

Su expertise clínica y conocimiento le han permitido realizar docencia de pre y posgrado, así como publicar más de 30 artículos científicos sobre temas como el tratamiento de fisura palatina, epidemiología de las quemaduras en población pediátrica en Chile y colonización bacteriana en piel de niños quemados, entre otros.

La Corporación de Ayuda al Niño Quemado (Coaniquem) ha sido su aporte más significativo a la salud. Desde su fundación en 1979 y la apertura de su primer centro de atención en Pudahuel, la entidad suma cuatro centros de rehabilitación, cerca de 150.000 pacientes atendidos de Chile y Latinoamérica, más de 2.000 profesionales de la salud formados en la institución, una casa de acogida, un colegio hospitalario y un Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación, entre otros hitos conseguidos con un exitoso modelo de gestión.

En 1998 se creó en Estados Unidos la Fundación Coaniquem BCF (Coaniquem Burned Center AID for Children Foundation), cuyo propósito es obtener recursos para financiar el programa internacional de COANIQUEM que beneficia a 20 países de América Latina y el Caribe con capacitación a profesionales y rehabilitación de pacientes. Esta iniciativa fue destacada -al año siguiente de su creación-en el New York Times con una editorial para visibilizar el trabajo de Coaniquem.

Asimismo, el Dr. Rojas, fue precursor de la ficha médica electrónica y telemedicina en Chile, a través de la solución de TI Infoquem en Coaniquem; impulsor de la Ley 19.680, promulgada en el año 2000, que prohíbe el uso particular y venta de fuegos artificiales y regula los espectáculos pirotécnicos y gestor y líder del primer Registro Latinoamericano de Pacientes Quemados (RELAQ), en colaboración con la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Organización Panamericana de la Salud, OPS, entre otras instituciones.

REVISA LA CEREMONIA AQUÍ: