Se constituye nuevo Tribunal Nacional de Ética del Colegio Médico

437

Desde su creación en el año 2004, el Tribunal Nacional de Ética, tiene la competencia para conocer de las infracciones a la ética profesional y aplicar las sanciones correspondientes, entregando a la potestad reglamentaria del H. Consejo Nacional, la regulación de estos Tribunales y del procedimiento aplicable.

El martes 1 de octubre se llevó a cabo la primera sesión constitutiva de los nuevos integrantes del Tribunal Nacional Ética del Colegio Médico de Chile, ocasión en la que se designó como presidente de esta instancia al Dr. Mauricio Osorio, quien estará acompañado por las Dras. Maritza Carvajal Gamé y Sofía Salas, y los Dres. Santiago Parry Ramírez y Rodrigo Salinas; además del equipo jurídico del Gremio encabezado por Adelio Misseroni, Patricia Núñez y Hugo Bertolotto.

Cabe destacar que este proceso de elección del Tribunal Nacional de Ética se inició con una convocatoria pública a los médicos colegiados sujetos de reconocida sujeción a la ética en su comportamiento personal y profesional, según preceptúa el artículo 6° del Reglamento de Tribunales de Ética del Colegio Médico.

Tras analizar los antecedentes de los candidatos, el viernes 14 de junio, en sesión del Honorable Consejo Nacional del Colegio Médico de Chile, se escogieron a los nuevos integrantes del Tribunal Nacional de Ética. En la ocasión los colegiados electos fueron los doctores Mauricio Osorio Ulloa, con 27 votos; Maritza Carvajal Gamé, con 24; Santiago Parry Ramírez y Rodrigo Salinas, ambos con 17; y Sofía Salas, con 16. En la ocasión se acordó que estos profesionales deberán asumir sus funciones cuando se terminen de tramitar las causas que están en curso.

Asimismo el reglamento de los Tribunales de Ética en su TÍTULO I, artículo 5, señala que “uno de los miembros, elegido por el Tribunal mismo, será su presidente, quien permanecerá un año en tal cargo y para el cual no podrá ser reelegido para el período inmediatamente siguiente” y en el artículo 9 agrega que “los miembros del Tribunal Nacional de Ética, permanecerán tres años en sus cargos, pudiendo ser reelegidos”.