Médicos Generales de Zona celebraron su 64º aniversario

123

En el marco de la ceremonia, se entregaron reconocimientos a miembros de la agrupación que han destacado en las áreas de gestión comunitaria, actuación en situaciones difíciles, académica, de trayectoria y dirigencial. Además, se realizó la premiación del concurso “Mi experiencia MGZ”. 

Con una ceremonia en el Hotel Plaza San Francisco, que contó con la participación del subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, y de dirigentes de la Mesa Directiva Nacional y de distintos departamentos, agrupaciones y entidades del Colegio Médico, se conmemoraron los 64 años del Generalato de Zona.

Esta política pública fue creada el 22 de julio de 1955, mediante el decreto Nº 17.615, con el objetivo de disminuir la brecha de Médicos Generales en las distintas zonas de nuestro país, fuera de los grandes centros urbanos como Santiago, Viña – Valparaíso y Concepción, enfocándose especialmente en zonas rurales y vulnerables. Actualmente, es una de las principales puertas de entrada de los facultativos al sector público. Su ejercicio profesional está normado por la Ley Médica (19.664) y la Ley Médica Complementaria y se les reconoce en estos cuerpos legales como médicos en Etapa Destinación Formación (EDF).

El subsecretario de Redes Asistenciales dio un saludo a los médicos y médicas presentes, en que destacó que “es notable, por lo que puedan aportar a las personas; somos fanáticos de esta política pública y la idea del Ministerio de Salud es seguir impulsándola. Pero necesitamos pedirles que se queden en las regiones, donde nacieron o donde estudiaron o hicieron la especialidad, es muy importante que descentralicemos este país. Estamos haciendo cosas para que quieran quedarse y no regresar a Santiago, con nuevos hospitales, dotados de equipamiento que les permite ejercer de manera correcta; que los servicios de salud les reserven los cupos para que puedan quedarse”.

Por su parte, la presidenta del Colegio Médico, Dra. Izkia Siches, indicó que “son 64 años de una política pública que muestra, quizás, la cara más amable de nuestro gremio, comprometido con los desafíos sanitarios. Ese es justamente el rol que queremos seguir teniendo como Colegio Médico, por eso que queremos seguir fortaleciendo esta política y adaptarla a los desafíos asistenciales del Chile actual. Para ello, hemos estado trabajando con la agrupación y la autoridad y dimos un paso muy importante al cerrar el ciclo con la disposición de cargos para profesionales que terminan su etapa de formación y están disponibles para volver al sector público”.

La presidenta de los MGZ, Dra. Carol Muñoz, indicó que “estamos convencidos que ésta es la política por la cual tenemos que hacer carrera en el sistema público, la cual ha sido ampliamente apoyada desde las autoridades y no ha sido la excepción este ministerio. Creemos que esta política permite brindar el acceso a una salud de calidad a lo largo de todo el país. Es por eso que hoy somos más de 3.500 médicos, tanto en la etapa de destinación como de formación, desde Visviri a Puerto Williams. La mayor parte de ellos fortaleciendo la atención primaria y el resto formando especialistas para nuestro país”.

Durante la ceremonia, se entregaron los tradicionales premios “Espíritu MGZ”, siendo reconocidos en el ámbito de la Gestión Comunitaria el Dr. Javier Becker; de la trayectoria, la Dra. Fabiola Jaramillo; de la academia, el Dr. Javier Brahm; de la acción en situaciones difíciles, la Dra. Karla Collinao; y dirigencial, al Dr. Carlos Becerra.

Asimismo, se realizó la premiación del concurso de fotografía “Mi experiencia MGZ”, recibiendo el primer lugar el Dr. Simón Medina Cabrera del CESFAM llayllay, titulada “Eligiendo el batisticker”, en la cual se ve un profesional disfrazado de Batman atendiendo a un pequeño niño. De acuerdo al autor “la consulta médica puede ser un lugar aterrador para un niño. Intentamos hacerla más amigable con experiencias grupales de contacto de profesionales de la salud, disfrazados de super héroes. De tal forma que la primera cosa que se le venga a la mente al niño es entusiasmo”.