Colmed expone situación de cárcel de Puente Alto por Covid-19 en comisión de DD.HH. del Senado

718

Representante del Gremio señaló que en el centro de reclusión de la comuna, existe un problema de salud pública y no penitenciario, y donde se requieren medidas locales y no generales.   

Con un llamado a tomar medidas urgentes, así como adoptar las recomendaciones que entregó el Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico, realizó el presidente de esta instancia, Dr. Enrique Morales, en la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía del Senado, sobre la situación carcelaria del país y en particular la del Centro Penitenciario de Puente Alto afectado por la pandemia del Coronavirus.

El Dr. Morales, tras visitar la cárcel de Puente Alto el 2 y 20 de abril, manifestó que “hay evidentes problemas estructurales y donde hemos podido observar que en Puente Alto, la situación es la más  grave que vive el país en relación al Covid-19. No hay ningún otro centro que esté viviendo un ambiente de estas características y no hay comuna o región que tenga los índices que tiene este centro en relación a su población total. Este recinto estaba diseñado para 500 reclusos; sin embargo para el 2 de abril, tenía 1.132 personas, es decir, una tasa de 226% de ocupación, un 126% más de la capacidad instalada”.

Agregó respecto a la dotación de los profesionales de la salud del recinto, que existe un médico, pero que está con licencia hace dos meses; una enfermera, pero que en este proceso de la pandemia se sumó a otra profesional, sin embrago se contagió; tres técnicos paramédicos, donde se incorporó otro más, pero uno de ellos también adquirió la enfermedad y un dentista que también estuvo hospitalizado por el Coronavirus.

“Hay que señalar que en este momento el personal que está enfrentando esta epidemia en el lugar son una enfermera y los técnicos paramédicos. Esto es clave porque es insostenible la situación para la cantidad de casos que se han presentado en el lugar. Los reclusos tomaron la primera medida que fue la suspensión de visitas”, indicó el Dr. Morales.

El directivo señaló que hasta el momento la situación es compleja porque existen 61 internos Covid positivos más 81 funcionarios de Gendarmería contagiados que suman 142 personas contagiadas en el lugar «y si tomamos la población total del recinto (1.396 personas) tenemos un 10% de infectados. No hay ninguna tasa similar en Chile. Asimismo, de los 35 beneficiados por la reciente ley, 17 estaban confirmados con el virus y se fueron a sus casas. Evidentemente tenían un derecho, pero aquí hay una medida sanitaria trascendental que debe ser abordada como salud pública”.

El Dr. Morales expresó que una de las principales recomendaciones del Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico, es nombrar un “Gestor” por parte del Servicio Salud Oriente para que realice el seguimiento diario de lo que ocurre en el recinto y aconseje al equipo de salud sobre lo que tienen que hacer. “Es increíble que con esta tasa de contagio no hay una sola hora médica asignada en el lugar porque el médico está con licencia. Acá se debe tomar muestra a toda la población con y sin síntoma porque es una situación distinta que se vive al resto del país, para que este Gestor pueda hacer una separación en terreno de la población penal y de los gendarmes que no estén contagiados del resto de las personas”.

Cabe señalar que también expusieron el subsecretario de Justicia, Sebastián Valenzuela; el director nacional del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco; el presidente de la Asociación de Gendarmes de Chile, Pablo Jaque y el director nacional de Gerdarmería de Chile, Christian Alveal.