Gremio y organizaciones de pacientes solicitan paralizar obras del Costanera Center que afectarán las atenciones del Hospital Metropolitano

1585

Esta semana se inició el plan de mitigación de las obras realizadas por Cencosud que incluye intervenir accesos, construcción de estacionamientos subterráneos y salida de vehículos desde el Costanera Center hacia Av. Holanda.

Un llamado a las autoridades de Gobierno a reconsiderar la decisión de cerrar la mitad de camas del Hospital Metropolitano de manera progresiva durante el mes de septiembre, con el fin de construir estacionamientos para el Costanera Center, realizó la presidenta del Colegio Médico, Dra. Izkia Siches junto a la presidenta del Colmed Santiago, Dra. Francisca Crispi; y las representantes de la mesa de salud de la CUT, Karen Palma;  de la Fenpruss, Ana María Bustamante; y de las organizaciones de pacientes, Francisco Tapia.

La Dra. Siches señaló que “como Colegio Médico de Chile, en conjunto con gremios de la salud y organizaciones de pacientes que nos acompañan, hemos querido venir a denunciar el inicio de obras para el estacionamiento del Costanera Center que van a tener un tremendo impacto en el Hospital Metropolitano que ha sido un brazo de respuesta en toda esta pandemia”.

Asimismo, la presidenta del Gremio manifestó que “hemos querido venir a solicitar a las autoridades de Gobierno, del MOP, del ministerio de Salud, que se hagan las gestiones para poder impedir el cierre de más del 50% de las camas de este hospital”.

Por su parte, la Dra. Crispi, expresó que Chile tiene un déficit de camas  en comparación a los países de la OCDE y en relación a otros países vecinos. “Estas obras que disminuyen nuestra capacidad hospitalaria en este momento tan difícil para la salud son realmente insólitas. Este mismo año tuvimos un incendio de un hospital emblemático, que es el Hospital San Borja Arriarán, todavía el centro de especialidades está atendiendo a una fracción de su capacidad, por lo que reducir aún más la capacidad hospitalaria es realmente inaceptable”.

Agregó que “además hay que decir que todo lo que sea la mitigación de las obras, lo que significa el polvo  para los pacientes, el ruido, lo va a tener que pagar el propio hospital con recursos de la salud pública. Como sociedad no podemos aceptar que en un momento en que tenemos incertidumbre en la pandemia, que las personas están sufriendo por miles de atenciones desplazadas, el que se priorice la construcción de un mall por sobre la salud pública, por sobre la salud de nuestros y nuestras pacientes”, concluyó la dirigenta del Colmed Santiago.

Para Karen Palma, esta situación es compleja para los funcionarios, ya que “en tiempos de incertidumbre y de preocupación, en que los trabajadoras y trabajadores de la salud han sido valorados por la población, nosotros queremos denunciar  que estas obras reflejan y dan a conocer  una realidad de más de 800 trabajadores que hoy se encuentran en total precariedad. Son funcionarios que tienen contrato de honorarios a quienes no se les han pagado sus sueldos a tiempo, lo que muestra cómo el Gobierno ha enfrentado la pandemia. Estamos preocupados por la reducción de camas y también por los dobles discursos. Acá se plantean homenajes y aplausos, pero detrás hay malas condiciones laborales y precariedad”.

El representante de las organizaciones de pacientes, Francisco Tapia, indicó que “creemos que no es el momento  de reducir la capacidad que tiene la red de salud, principalmente por los otros pacientes que están a la espera en otros hospitales, que no han sido capaces de tomar pacientes principalmente Covid para poder descongestionar un poco  la red pública y creemos también que no es el momento de hacer este tipo de intervenciones que puede tener un impacto negativo  con todas las otras prestaciones de salud que ha sido desplazadas y a la espera, y así poder retomar las atenciones detenidas producto de la pandemia».

Tapia destacó que la Pandemia no ha terminado. “Tenemos mejores números, pero no es el momento, los pacientes hemos estado esperando muchas otras atenciones que han estado en desmedro producto del Covid y el perder la capacidad en este hospital también va a tener un impacto en las otras redes”.

Por último, la integrante de la Fenpruss, Ana María Bustamante, dijo que “hemos manifestado nuestra molestia, inquietud y preocupación por estas conductas tan contradictorias que a través de redes sociales estamos viendo; un Gobierno que está invitando a una Parada Militar para homenajear a los profesionales y los equipos de salud, versus una conducta homicida como la que estamos viendo en este minuto. Están reduciendo camas, despidiendo personal de salud en un momento que estamos hablando de la tercera ola”.

La profesional añadió, respecto a las autoridades de Gobierno, que “ellos benefician un modelo económico por sobre la comunidad que requiere de las atención y los recursos. No lo podemos permitir, debemos hacer frente a esto y agradezco que estén todos los medios para que el país sepa de que están dado muestras falsas de apoyo”.

Cabe destacar que el Hospital Metropolitano disminuirá progresivamente durante el mes de septiembre su capacidad total de camas, pasando de 240 a 107. Esto incluye la disminución de camas críticas en un 80% (122 camas UCI a 24). En forma global, el recinto de salud funcionará con un 44% de su capacidad”.

CONOZCA EL INFORME COMPLETO AQUÍ