Departamento de Medio Ambiente expone sobre problemas en el ecosistema generados por proyecto Polpaico-Cardones

333

La construcción de la línea de transmisión en las comunas de Olmué y Limache está destruyendo la especie Adesmia resinosa, una planta muy escasa en la actualidad y cuyos extractos podrían ayudar a disminuir el riesgo de cáncer de mama y endometrio.

 

El pasado lunes 11 de marzo, el presidente del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico, Dr. Andrei Tchernitchin, expuso ante la Comisión de Medio Ambiente y Bienes Nacionales del Senado sobre “Biodiversidad y Salud en Relación al Proyecto Polpaico-Cardones”, ocasión en la que describió la compleja situación que ha generado la construcción de la línea de transmisión en este sector de la Quinta Región, declarado patrimonio de la Biósfera de las Naciones Unidas.

El Dr. Tchernitchin denunció la destrucción de la planta denominada Adesmia resinosa, que es una especie cuyos extractos podrían ayudar a disminuir el riesgo de cáncer de mama y de endometrio, y que actualmente es muy escasa y corre un serio peligro de desaparecer.

“Esta planta da muy buenos resultados y está en riesgo de extinción. Crece en la Cuesta la Dormida, donde están desarrollando esta carretera eléctrica. A mí me parece inconcebible su destrucción, ya que en el sector donde ubicaron un helipuerto, las cortaron y las quemaron. Esto ha coincidido con la investigación de años que estaba realizando sobre esta planta y tuve la oportunidad de presentar el estudio ante la Comisión de Medio Ambiente del Senado”, explicó el Dr. Tchernitchin.

El especialista destacó que todas las pruebas científicas efectuadas, han tenido resultados positivos y sin efectos nocivos en animales. Ahora sólo falta realizar estudios pre-clínicos y clínicos, pero que tienen un alto costo económico. “Este es un trabajo de años efectuado en conjunto con investigadores de la Universidad de Chile y en el cual se descubrió que los fitoestrógenos de extractos de esta planta, y de otras especies de Adesmia, tienen propiedades oncostáticas relevantes y que además permitirían utilizar estos fitoestrógenos, durante el climaterio disminuyendo así el riesgo de cáncer de mama y de endometrio”.

Asimismo el Dr. Tchernitchin señaló que se llevó a cabo un proceso para patentar estos extractos por parte de la Universidad de Chile en Estados Unidos, ya que “lo importante es que la propiedad del extracto quede en Chile y que al país no se le cobre por esta idea”, concluyó.