Departamento de Ética del Colegio Médico expone en el Parlamento sobre Eutanasia

2449

El pasado martes 29 de mayo, la Dra. Gladys Bórquez, Presidenta del Departamento de Ética del Colegio Médico, expuso ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados en el contexto del estudio del proyecto de ley que “Modifica diversos cuerpos legales con el objeto de permitir la eutanasia, haciendo efectiva la autonomía de las personas en caso de enfermedades terminales”.

La eutanasia es cuando el paciente pide una acción que cambia la práctica médica, son las acciones que provocan la muerte del paciente de forma directa, donde hay una causa efecto inmediata. Se realiza a petición expresa, reiterada en el tiempo e informada de los pacientes en situación de capacidad, en un contexto de sufrimiento, un dolor total, físico, psíquico, emocional, porque tiene una enfermedad terminal o incurable que no ha podido ser mitigada por otros medios, como los cuidados paliativos. Es realizado por profesionales de la salud que conocen a los pacientes y mantienen con ellos una relación clínica significativa.

La Dra. Bórquez explicó que “hoy muchos pacientes piden eutanasia, cuando en realidad lo que debiéramos revisar es la praxis médica inadecuada en esos casos. Lo importante es ver cómo asegurar un buen morir desde una buena praxis médica”.

En esta línea, afirmó que “nos parece muy importante, a raíz de este proyecto de Ley, trabajar en la necesidad de asegurar el acceso universal a los cuidados paliativos”, destinados a mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedades avanzadas e incurables con tratamiento del dolor y otros problemas, sean estos de orden físico, psicosocial o espiritual.

La presidenta del Departamento de Ética agregó que “la muerte digna es un tema importante para cada uno de nosotros. Requiere un acompañamiento respetuoso y amigable y la esperanza de tenerlos nos permite esperar la muerte en paz y sin sufrimiento innecesario. Por eso es que decimos que los cuidados paliativos son parte importante de ella”.

Sobre este punto, hizo un llamado a que “el buen acceso que tiene el AUGE en cuidados paliativos para el cáncer, tiene que ser extensivo a todos. Para avanzar en una propuesta de ley como esta, es necesario avanzar en cuidados paliativos y debiera ser requisito para alguien que están pidiendo eutanasia; que se debe regular en la Ley de Deberes y Derechos del paciente la incluir el rechazo a las terapias”.

La Dra. Bórquez enfatizó también que “la buena praxis médica asume una toma de decisiones compartida del médico, el paciente y la familia, considerando su autonomía y derechos”.

Por ello, destacó que el proyecto “permite revisar la ley de deberes y derechos de los pacientes, que creemos que se quedó corta, porque dejó afuera cosas que estaban en la discusión de la Ley, por ejemplo, no está aclarado el concepto de rechazo de terapia, que debiera estar permitido y tampoco están desarrolladas las voluntades anticipadas, que quedaron en un mero título. Para muchos, se le ha adjetivado con el nombre de eutanasia pasiva, cuando en realidad es buena praxis médica”.

La Dra. Bórquez señaló que “una Ley robusta de Eutanasia tiene que tener no solo las indicaciones médicas, también cuáles son las exigencias de supervisión y de control que van a tener y con las diferencias entre quienes la solicitan. No queremos que vuelva a pasar lo mismo que con la Ley de interrupción del embarazo en tres causales, donde faltó detallar ciertos puntos y después empezaron a haber cambios y hubo muchas interpretaciones posteriores”.

Finalmente, concluyó que la presentación de este proyecto “nos parece una buena oportunidad para mejorar la ley de deberes y derechos de los pacientes, avanzar en cuidados paliativos y, si es que el escenario permite seguir adelante, regular el acceso a la eutanasia”.