Entró en vigencia Ley de Consultorio Seguro

1752

El ministerio de Salud anunció que tras su publicación en el Diario Oficial comienza a regir esta nueva legislación que aumenta las sanciones para las personas que agreden a funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones. Este proyecto es fruto del trabajo conjunto con la cartera y la Asociación Chilena de Municipalidades, la Subsecretaría de Prevención del Delito, Carabineros, el Colegio Médico y la Confusam.

Con la publicación en el Diario Oficial esta mañana de la Ley de Consultorio Seguro, se concreta el fruto del trabajo que iniciaron en junio de 2018 el Ministerio de Salud, la Asociación Chilena de Municipalidades, la Subsecretaría de Prevención del Delito, Carabineros, el Colegio Médico y la Confusam, con el fin de contar con una herramienta para proteger a los funcionarios de la salud de las agresiones que enfrentan en sus lugares de trabajo.

“Este es un día muy relevante porque en la edición de hoy del Diario Oficial se ha publicado la ley firmada por el Presidente Sebastián Piñera que permite proteger de mejor forma a los funcionarios de salud en el desempeño de sus funciones cuando son víctimas de agresiones”, señaló el ministro Mañalich durante el punto de prensa en que realizó el anuncio.

En la misma línea, el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, manifestó su compromiso con la seguridad de los funcionarios de los establecimientos de salud, señalando que la entrada en vigencia de esta Ley asegura la posibilidad de un trabajo en un ambiente más tranquilo y resguardado para los funcionarios.

La nueva ley, aprobada el pasado 19 de noviembre por el Congreso Nacional, endurece las sanciones contra quienes agredan a funcionarios que presten servicios en establecimientos educacionales y de servicios de salud.

Establece a los jefes de los establecimientos de salud y los sostenedores y directores de establecimientos educacionales, públicos o privados, la obligación de denunciar los delitos perpetrados en contra de los profesionales y funcionarios de dichos establecimientos al interior de sus dependencias o mientras estos se encuentren en el ejercicio de sus funciones.

A su vez, los faculta para adoptar medidas extraordinarias en resguardo de la seguridad, garantizando el acceso a defensa jurídica de los trabajadores que sean víctimas de agresiones.

Con respecto a las sanciones, La ley establece la aplicación de penas que pueden llegar a presidio mayor en su grado medio (desde 10 años y un día a 15 años) si debido a las lesiones queda con daño severo que implica pérdida de autonomía. Presidio medio a máximo (desde 541 días a cinco años), si el funcionario presenta enfermedad o incapacidad para el trabajo por más de treinta días.

El texto también señala que el agresor puede ser multado con la pena de prestación de servicios en beneficio de la comunidad si causa lesiones leves que no producen daño.

Durante el año 2019 se han registrado 1.274 agresiones a funcionarios de la salud, concentrándose el mayor número de casos en las regiones de Coquimbo, Biobío y la Región Metropolitana.

Para abordar esta situación, el Ministerio de Salud instruyó el año 2018, la creación de 29 Mesas de Seguridad en los Servicios de Salud de todo Chile, las que se encuentran desarrollando estrategias para la implementación de medidas de seguridad en los establecimientos de sus respectivos territorios. Entre ellas, la implementación de 26 Kit de Seguridad en consultorios priorizados por zona crítica a partir de diagnóstico de Confusam y resultados encuesta sobre agresiones a funcionarios elaborada por Subsecretaría de la Prevención del Delito.

Al 10 de diciembre del 2019 existen 15 Kit de Seguridad instaladas en las siguientes comunas: Arica, Alto Hospicio, Copiapó, Ovalle, Putaendo, Valparaíso, San Bernardo, San Joaquín, Rancagua, Los Álamos, Lota, Padre las Casas, Temuco y Valdivia.