Colegio Médico realiza propuestas a Diputados para proyecto que regula uso de armas menos letales y elementos disuasivos en contextos de protestas.

615

– La máxima autoridad del gremio, Dra. Izkia Siches, junto al presidente del Departamento de Derechos Humanos de la Orden, Dr. Enrique Morales, expusieron ante los integrantes de la Comisión de Salud y realizaron una serie de iniciativas para el texto que busca aumentar la normativa sobre este tipo de acciones.

Crear un Registro Nacional y Autorización sanitaria de elementos disuasivos, donde se especifique la composición de los elementos activos y constituyentes, con un sistema de fiscalización de parte de organismos públicos y privados de forma permanente y con penas agravadas para quienes no informen a la población, infrinjan la normativa o alteren los medios. Además, la elaboración de nuevos protocolos para el control del orden público de parte de Carabineros con la participación del INDH, la Defensoría de la Niñez y la sociedad civil, que incluya su revisión anual, son parte de las principales medidas que propuso el Colegio Médico ante la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

La instancia sesionó con la finalidad de abordar el proyecto de Ley que prohíbe el uso excesivo de la fuerza, así como la utilización de medios disuasivos que afecten la integridad física de las personas, y exige el respeto de los derechos humanos en el contexto de control o disolución de manifestaciones públicas por parte del personal policial. El texto modifica la ley N°18.961 orgánica constitucional de Carabineros de Chile.

La presentación fue realizada por la presidenta de Colmed, Dra. Izkia Siches y por el encargado del Departamento de Derechos Humanos de la Orden, Dr. Enrique Morales. En ella, se mostraron cifras, testimonios e imágenes de las diversas agresiones y vulneraciones que han sido denunciadas desde el inicio del estallido social, el pasado 18 de octubre.

Otras de las medidas planteadas, son establecer mecanismos de registro oficial de lesionados por este tipo de actuaciones policiales, el fortalecimiento y la modernización del Instituto Nacional de Derechos Humanos y la creación de un programa de capacitación de DD.HH. para Carabineros con la participación de organismos públicos y sociales.

La doctora Siches indicó que “tenemos que dar confianza ante la ciudadanía de que existe por parte del Ministerio del Interior, del Gobierno y Carabineros la necesidad de producir el menor daño posible al momento de hacer cualquier tipo de represión por parte de estas fuerzas. Hoy vemos que ese carácter no existe, hemos podido ver el uso excesivo de la fuerza, pero también queremos proponer avanzar en objetivar cómo funcionan las armas y cuál es la seguridad de las armas letales previa a su utilización. Creemos que esto le serviría a los propios Carabineros para que no ocurra lo que los balines o se creen especulaciones como con las bombas lacrimógenas o el líquido del propio carro”.

Además, explicó que “hay que generar mecanismos de fiscalización continua en el INDH, tener registro objetivos de lesionados y eso, hoy, no está incorporado en una normativa de carácter obligatoria que permita dar certeza a toda la opinión pública de todo lo que está ocurriendo”.

Finalmente, comentó que “se debe revisar la formación de carabineros para producir el menor daño posible al uso de cualquier uso de fuerza y poder reestructurar su funcionamiento. Desde nuestra perspectiva el funcionamiento de las fuerzas del orden público expone a la ciudadanía en un marco de incertidumbre, donde los profesionales médicos que se enfrentan a los pacientes, tenemos muchas dudas de lo ocurrido y así hemos hecho las denuncias”.