Colegio Médico analiza proyecto “Consultorio Seguro” ante la Comisión de Constitución y Legislación del Senado

680

La iniciativa legal busca modificar el Código Penal para establecer un tipo especial de lesiones contra profesionales que presten servicios en establecimientos educacionales y funcionarios de servicios de salud del país.

Este lunes 30 de septiembre, la presidenta nacional del Colegio Médico, Dra. Izkia Siches, participó junto al presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar; el ministro de Salud, Dr. Jaime Mañalich; el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga y la presidenta de la Confusam, Gloria Flores, en la discusión del proyecto de ley que tipifica las agresiones a los funcionarios de salud y de educación, que se encuentra en la Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del Senado de la República.

En la sesión realizada en las dependencias del Ex Congreso Nacional, la Dra. Siches manifestó a los senadores Felipe Harboe, Francisco Huenchumilla, Víctor Pérez, Andrés Allamand y Alfonso De Urresti que “nuestro primer acercamiento a datos nacionales, por parte de los médicos, eran cifras bastante preocupantes. Más del 97% de nuestros médicos señalaba que ellos o alguien del personal de salud había sufrido algún tipo de agresión».

En esta línea, señaló que «somos partidarios de aprobar las iniciativas presentadas, saludamos que este proyecto se corrija, pero creemos que existe una serie de otros factores que tienen que ver con las prestaciones, los recursos, los mecanismos institucionales que cuentan los funcionarios para poder prestar la salud, que también pueden inhibir las agresiones que viven día a día nuestros funcionarios de salud. Por eso, queremos plantear a los senadores que esta es una medida que llega a complementar un esfuerzo que requiere muchas más iniciativas, obviamente también en materia presupuestaria”.

Para la presidenta de la Confusam, hoy no se puede continuar permitiendo que el narcotráfico y la delincuencia “tiñan” de violencia la salud pública. “Nos parece fundamental que sea obligación para los alcaldes denunciar todo tipo de denuncia en sus recintos”.

El ministro de Salud agregó que el proyecto debe restaurar la confianza entre el paciente y los profesionales de la salud. “Hay que elevar las sanciones y espero que se pueda despechar esta iniciativa lo antes posibles”, expresó.

Por su parte, el senador Harboe señaló que entiende que ha habido casos que justificaron  elevar las sanciones para persuadir a las personas a no actuar con violencia. “Sin embargo, creo que el proyecto tiene problemas técnicos complejos. No estoy en condiciones de aprobar el proyecto hoy día. Establece una penalidad desproporcionada”.

Asimismo Francisco Huenchumilla destacó que apoya el proyecto en su idea matriz, pero  llamó a revisar minuciosamente el texto en discusión y tener rigurosidad para “no arrepentirse después de lo que se aprobó”.

A juicio del senador Pérez “estamos ante indicaciones en las que no podremos avanzar, pero se debe continuar con la iniciativa legal. Es importante dar una señal clara para que el personal que es agredido, va a ser protegido y el agresor sancionado”.