Dirigentes del Colmed se reunieron con miembros del equipo de Salud del Hospital El Pino tras agresiones

181

El Vicepresidente nacional, Dr. Patricio Meza, y el Secretario del Regional Santiago, Dr. Iván Mendoza, conversaron con los afectados, con el fin de abordar esta problemática, pues no se trata de un hecho aislado y se ha ido intensificando en el último tiempo.

La tarde de este lunes, un nuevo hecho de violencia contra el personal de salud, se registró en el Hospital El Pino de San Bernardo, luego que, tras el fallecimiento de un paciente, sus familiares solicitaran llevarse el cuerpo para su velatorio, lo que no fue posible por los protocolos sanitarios, lo que provocó la agresiva respuesta de sus acompañantes, mediante una serie de golpes contra ambulancias, más la destrucción de computadores y de distinto mobiliario hospitalario, junto con amenazas contra los trabajadores del recinto.

Tras este hecho, la tarde de este miércoles, nuestro Vicepresidente nacional, Dr. Patricio Meza, y el Secretario del Regional Santiago, Dr. Iván Mendoza, acudieron al centro asistencial para reunirse con la directora del Servicio de Salud Metropolitano Sur, Dra. Carmen Aravena; el Director del Hospital El Pino, Patricio Rivera; representantes de los distintos gremios de trabajadores, entre otros, quienes concluyeron que el el tema de la violencia y agresión hacia los funcionarios de la comunidad hospitalaria es algo crónico, que se ha intensificado en los últimos 5 años, especialmente en el contexto de la pandemia.

El Dr. Meza manifestó su preocupación, ya que “los funcionarios sienten que cada vez son agredidos con más frecuencia y lo que más les preocupa, es que son mucho más violentas, con mucho más riesgo para sus vidas e integridad física, con amenazas de muerte, siendo increpados con armas”.

En esta línea, agregó que “nada justifica esta agresión, por eso como Colegio Médico condenamos categóricamente este hecho y no corresponde que los familiares tomen medidas de ‘injusticia’ por sus propias manos. Es algo que tenemos que evitar y para ello es necesario que se tomen medidas inmediatas, para que los funcionarios estén concentrados en su labor asistencial. Además, esto es algo que afecta a la comunidad en su totalidad, porque cuando ocurren estos hechos, se descuida la atención de los otros pacientes o muchas veces los recintos deben cerrar”.

Los funcionarios expresaron que existe sensación falta de seguridad y  miedo generalizado para asistir a trabajar por distintas situaciones violentas que ocurren en todo momento del día al interior, exterior y en trayecto hacia el recinto y denuncian un abandono del territorio por parte del Estado, que genera multiples carencias y  un estado vulnerabilidad multidimencional que serían la base de la actual situación de violencia del territorio.

A esto se suma que las asignaciones más bajas dentro de la Región Metropolitana, son las del Servicio de Salud Metropolitano Sur.

Por su parte, el Dr. Mendoza explicó que “fuimos a escuchar a los funcionarios y a ofrecernos como facilitadores para solucionar un problema que es crónico. Nos preocupa este sentimiento de falta de seguridad para ir a trabajar y de miedo generalizado”.

En esta línea, los acuerdos alcanzados fueron solicitar a la autoridad para que se concreten las demandas del equipo de salud, que consisten en contar con vidrios blindados para SOME de Urgencia y casino de funcionarios; integrar al hospital al plan cuadrante: reintegrar turno fijo de dos carabineros (lo que se logró concretar) y la habilitación de un espacio en la sala de espera para ellos; instalación de cámaras de seguridad; disposición de un lugar especial para entregar información a familiares y contar con guardias capacitados para enfrentar estas situaciones complejas. Se solicita, de forma enfática, que el presupuesto asociado a estas mejoras en seguridad provenga del Ministerio del Interior, puesto que no sería justo quitar recursos a la gestión sanitaria para ello.

Igualmente, se reactivará la mesa de trabajo de seguridad, con una reunión fijada para este viernes 8 de enero.