Presidente del COLMED visita Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso

9070

El objetivo fue abordar la compleja situación de falta de recursos en el centro asistencial, que tiene movilizados a parte del equipo de salud, puesto que dificultan el trabajo diario, la calidad de la atención y la seguridad de quienes trabajan allí.

Este jueves, el Presidente del Colegio Médico, Dr. Patricio Meza, junto al Presidente del Colegio Médico Valparaíso, Dr. Ignacio de la Torre, visitaron el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso, para participar de una Asamblea con las y los médicos del centro asistencial, convocada por su capítulo médico, liderado por la Dra. Claudia Amarales, para conversar sobre la crítica situación que afecta hace décadas al recinto de salud en términos de infraestructura, falta de especialistas, falta de pabellones de urgencia, de camas de hospitalización y de insumos mínimos para el quehacer quirúrgico, entre muchos otros.

La situación del Hospital Carlos Van Buren es grave y es el reflejo de la falta de inversión en términos de salud. Se han normalizado conceptos como “hospitalización vertical”, es decir, pacientes que requieren hospitalización pero que por la falta de camas son atendidos sentados, situación que se arrastra hace muchos años, pero que es insostenible, por lo que médicas y médicos están movilizados, exigiendo mejoras inmediatas a la autoridad.

A esto se suman las agresiones de las que han sido víctimas funcionarios del recinto, que derivan de la falta de seguridad y de condiciones óptimas para la atención de las y los pacientes.

“Atendimos el llamado del Capítulo Médico, a raíz de la problemática que están viviendo en este centro asistencial. Necesitamos que las autoridades pongan en manos de los equipos clínicos del Hospital Van Buren y del Servicio de Urgencia todos los elementos necesarios para mejorar la respuesta en la atención a los problemas de salud de la comunidad. Las y los pacientes merecen estas mejoras, pero también las y los funcionarios, que muchas veces hacen lo que pueden con los recursos que tienen disponibles”, puntualizó el Dr. Meza.

Falta de inversión: Una deuda pendiente

Cabe mencionar que desde al menos unos tres años que se ha tenido como principal preocupación el poder avanzar en la construcción de un nuevo hospital. Durante 2019, el CORE financió la ejecución del Estudio de Preinversión Hospitalaria (EPH), que implicó hacer una evaluación de las redes del servicio de salud Valparaíso – San Antonio, y desde ahí la proyección de un hospital en el contexto de esa red. Lamentablemente, éste presentaba bastantes falencias, por lo que quedó en nada y, probablemente, se requiera uno nuevo.

Actualmente el hospital cuenta con 434 camas habilitadas y 100 camas de hospitalización domiciliaria, aunque de acuerdo a la población que atiende el hospital, el número de camas requeridas es de aproximadamente de 800. Entre otras falencias, destaca que la urgencia Pediátrica no cuenta con suficientes box ni calefacción; que el consultorio de especialidades no cuenta con salas de espera adecuadas ni ascensor; que faltan box para atención, por lo que se terminan perdiendo horas de los especialistas al no tener espacios adecuados para realizar su trabajo.