Dr. Ilabaca: “El cambio climático será un flagelo más grande que el SARS-COV-2”

1555

En el Día del Medioambiente, el Colegio Médico refuerza el llamado a las autoridades de Chile y del mundo a contar con más presupuesto para Salud Pública, más planificación pandémica, más energías saludables, más transporte activo; menos contaminación atmosférica; menos subsidios a los combustibles fósiles. Este mensaje se entregó a través de una carta firmada por 40 millones de profesionales de la salud alrededor del mundo a los líderes del G20.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció hace 46 años conmemorar cada 5 de junio el Día Mundial del Medio Ambiente, con la finalidad de concientizar a las personas de la relevancia de cuidar y mantener el planeta. Es así como el lema escogido por la ONU para este año 2020 se denomina “la hora de la Naturaleza”.

Es en este contexto, además de la pandemia del Coronavirus que afecta al mundo, que el Colegio Médico de Chile, a través de su Departamento de Medio Ambiente, suscribió una carta abierta junto a 40 millones de profesionales de salud alrededor del mundo, destinada a los líderes del G20.

El secretario técnico del Departamento de Medio Ambiente del Gremio, Dr. Mauricio Ilabaca manifestó que “como representante de Colegio Médico de Chile puedo señalar que es fundamental que aprovechemos el respiro que está significando para el planeta una reducción forzada de las emisiones producto de la pandemia por COVID 19, dado que este desafío es sólo un esbozo de lo que se nos viene encima como riesgo para la salud, integridad y bienestar de todos los habitantes del planeta”.

El especialista agregó que si no se actúa a la brevedad y en forma decidida para detener el alza de la temperatura del planeta, el Cambio Climático será un flagelo de proporciones más enorme que lo que está ocurriendo con el SARS-COV-2. “Por ello se debe movilizar al mundo y en el caso específico a los países más poderosos del planeta, al G20, para lograr que se impulse una agenda sostenible, limpia y saludable una vez que salgamos de la actual crisis del COVID 19”.

La carta al G20 destaca que “antes de la COVID-19, la contaminación atmosférica —causada, principalmente por el tráfico de vehículos, el uso ineficiente de la energía para cocinar y calentar los hogares, las centrales eléctricas de carbón, la quema de desechos sólidos y las prácticas agropecuarias— ya estaba debilitando nuestra salud. La contaminación atmosférica aumenta el riesgo de sufrir enfermedades y de agravar sus síntomas —entre otras, neumonías, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer de pulmón, cardiopatías y accidentes cerebrales vasculares—, unos efectos que dan lugar a siete millones de defunciones prematuras cada año. Además, tiene efectos en el feto, como el bajo peso al nacer y el asma, que incrementan la carga de trabajo de nuestros sistemas de atención sanitaria”.

Asimismo expresa que “si queremos que el mundo se recupere de esta crisis de forma saludable, no podemos permitir que la contaminación continúe nublando el aire que respiramos y ensuciando el agua que bebemos, ni que el cambio climático y la deforestación continúen adelante, desencadenando, posiblemente, nuevas amenazas para la salud de las poblaciones vulnerables”, señala la carta dirigida al G20, suscrita por el Colegio Médico de Chile.

Revise la carta en:

 https://healthyrecovery.net/letter/es/