Dirigentas del COLMED exponen a Contraloría sobre el sistema de turnos que afecta a las médicas embarazadas

1823

Esta nueva acción es parte de la iniciativa realizada en el mes de octubre pasado donde el Gremio y autoridades de distintos hospitales de la Región Metropolitana llegaron hasta la entidad fiscalizadora para presentar un requerimiento en el que  solicitan que se revisen los dictámenes que afectan a médicas embarazadas que cumplen jornadas de trabajo de 22 y 28 horas.

Antes del mediodía llegó, hasta el edificio de la Contraloría General de la República, una delegación del Colegio Médico encabezada por su presidenta electa, Dra. Anamaría Arriagada junto a la presidenta y vicepresidenta del Colmed Santiago, Dras. Francisca Crispi y Gisela Viveros; las abogadas del Gremio, Patricia Núñez y la jefa de la UDEGEN, Rocío Toro, y de manera telemática, el presidente de la Orden de Valparaíso, Dr. Ignacio De La Torre, para reunirse con el abogado del Comité de Seguridad Social y Remuneraciones, División Jurídica de la Contraloría, Boris Mendoza, para abordar la situación de las médicas embarazadas  y el sistema de turnos, en base a la presentación que se realizó a esta entidad en el mes de octubre y en donde se espera su pronunciamiento en el más breve plazo.

La Dra. Arriagada manifestó que esta reunión es muy relevante, ya que obedece a un seguimiento que “coloca un poco de presión a una solicitud que se hizo a la Contraloría desde UDEGEN y del Colegio Médico, que pretenden proteger no solo la salud materna, sino que además la salud del embarazo y donde se realice una interpretación compatible con lo que, el Estado chileno está buscando hacer sobre reducir la jornada a 40 horas en las actividades laborales, y que tenga una mirada de género transversal en todos sus ministerios. Creemos que lo concordante con eso, justamente es dar una nueva lectura de lo que es el trabajo durante el embarazo y que las jornadas no sean extenuantes para una mujer embarazada y que tampoco sea un riesgo para su embarazo. Ellas pueden estar cumpliendo jornadas muy largas o estresante”.

Por su parte, la Dra. Crispi, agregó que en octubre pasado se ingresó a la Contraloría una solicitud para rectificar el dictamen que señala que las médicas embarazadas con una jornada de 22-28, trabajen 50 horas diurnas, perjudicando su salud y también su embarazo. “Hoy día tuvimos la posibilidad de exponer a una comisión, las distintas implicancias que tiene esto en la salud de las embarazadas y pedir que nuestras solicitudes de rectificación, sean vista en el corto plazo. Hacemos un llamado a las médicas embarazadas que hoy día están con este problema, que se contacten con la Unidad de Género para poder orientarlas dentro de las herramientas disponibles y seguiremos insistiendo para que este dictamen se rectifique y las embarazadas dejen de trabajar jornadas extenuantes”.

Asimismo, la Dra. Viveros, destacó que, en el requerimiento presentado anteriormente a la Contraloría, se busca retrotraer este dictamen que obliga a las embarazadas a realizar o distribuir su jornada en 50 horas diurnas. “En la reunión de hoy con los abogados de la Controlaría, realizamos una presentación de por qué es urgente que esta entidad se manifieste prontamente en una respuesta para las mujeres que se encuentran hoy en esa condición, porque sabemos que el embarazo es un periodo de tiempo corto y muchas de nuestras colegas hoy día están teniendo que ejercer estas 50 horas y probablemente van a llegar a término hasta su prenatal en estas jornadas, así que creemos que necesitamos una respuesta urgente. Hoy día las mujeres somos un gran porcentaje que se desempeña en salud, (70% de la fuerza laboral) y, por cierto, queremos que nuestras colegas trabajen en las mejores condiciones para ellas y el bebé”.