Colegio Médico realiza llamado de alerta por aumento de agresiones a equipos de salud

353

Vicepresidente, Dr. Patricio Meza, junto a jefe jurídico de la Fundación de Asistencia Legal de Colmed, presentaron una querella por la agresión sufrida por médica del Hospital Barros Luco.

Un llamado de atención por la sucesión de actos violentos contra los equipos de salud de diversos recintos del país, realizó el vicepresidente del Colegio Médico de Chile, dr. Patricio Meza. La autoridad gremial, además, solicitó al gobierno y al Senado acelerar la tramitación del proyecto de ley que aumenta las sanciones contra quiénes ataquen a los funcionarios de salud y educación en servicio, iniciativa que ya fue aprobada en general por la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara Alta.

Las declaraciones se realizaron en el marco de la presentación de una querella contra el agresor de la doctora María Concepción Silva del Hospital Barros Luco, hecho ocurrido el viernes 2 de agosto. La acción fue interpuesta por la Fundación de Asistencia Legal (FALMED) del Colegio Médico.

“Queremos hacer un seguimiento a todas las acciones en la cual es agredido un funcionario o funcionaria de la salud porque esto no se puede seguir tolerando. En los últimos días hemos tenido nuevas agresiones en el mismo Hospital Barros Luco, en el hospital de Coinco y en el consultorio de La Pintana. Queremos mejorar la atención de salud de nuestra población, por eso no podemos tolerar ni una agresión más”, indicó.

El facultativo comentó que “llamamos al gobierno y al presidente del Senado a que se discuta a la brevedad el proyecto de ley que aumenta las penas a los agresores de los funcionarios de la salud y la educación. Nosotros como Colegio Médico no vamos a tolerar más este tipo de acciones. La Salud pública la tenemos que mejorar desde adentro y todo aquel que cree que agrediendo a los funcionarios van a mejorar las cosas están muy equivocados, muy por el contrario, las empeora y con esto se agrede a la salud pública en su conjunto”.

Finalmente, el profesional del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, aseguró que “no permitiremos que no quede impune la agresión de la que fue víctima la doctora y esperamos que la persona sea castigada y que sirva de ejemplo para para que nadie más intente hacer lo mismo”.

La querella presentada en el Décimo primer juzgado de Garantía, incluye dos delitos, uno por lesiones menos graves y por la grabación en un lugar sin contar con la debida autorización, vulnerando los derechos de trabajadores y pacientes del servicio de urgencia de ese recinto público.