Colegio Médico denuncia mercantilización de la salud ocular

486

Junto a la SOCHIOF, la ATEMOOCH y el senador Guido Girardi, el Vicepresidente del gremio criticó firmemente la sentencia del Tribunal Constitucional que permite consultas médicas y tecnólogos en las ópticas. Acusan “integración vertical y amparar ejercicio ilegal de la profesión al permitir que optómetras receten lentes en establecimientos comerciales. Además, anunciaron acciones legales y citarán a la Comisión de Salud al ministro y la autoridad sanitaria por “falta de fiscalización”.

El vicepresidente del Colegio Médico, Dr. Patricio Meza, junto a los  presidentes de la Comisión de Salud del Senado, Dr. Guido Girardi;  de la Sociedad Chilena de Oftalmología, Dr. Mauricio López y de la Asociación de Tecnólogos Médicos de Oftalmología y Optometría de Chile, Ximena Solís, denunciaron esta mañana que la sentencia del Tribunal Constitucional que declara inaplicable el artículo 126 del Código Sanitario -que prohibía consultas médicas y tecnólogos en las ópticas-, da luz verde a la mercantilización de la salud ocular al incentivar la indicación de lentes a quienes no lo necesitan para incrementar volumen de venta de lentes ópticos pese al riesgo de subdiagnosticar enfermedades latentes que pueden causar ceguera.

En esta línea, el Dr. Meza destacó que  “los estudios demuestran que cuando un profesional optómetra receta lentes y se beneficia con esta venta, le indica a más del 40 % de los niños. Cuando un oftalmólogo ve a esos mismos niños, prescribe lentes a menos de un 10% de ellos. La liberalización de prescribir en las ópticas expone a las personas sanas, lo que tiene un impacto económico en las familias y puede causar un daño en la salud visual” y acotó que “el valor del lente en una  óptica popular tiene 20 veces menos el valor que en una gran cadena”.

Asimismo el senador Girardi agregó que “aquí está en cuestión, el impedimento que tiene que haber en el país de una mercantilización de la salud, de un abuso de la salud con fines comerciales en desmedro de los pacientes que en las ópticas se puedan recetar lentes. Si en éstas se prescriben lentes, es una integración vertical, lo que es muy parecido al tema de la canela que ocurre en las farmacias”.

Igualmente, subrayó que en la ley 20.470 se estableció la prohibición que los llamados optómetras, pudieran diagnosticar y recetar, ya que la carrera no existe en el país, y quienes se dicen optómetras, deben convalidar en la Universidad de Chile para ejercer como tecnólogo médico. “No existe esta profesión en Chile y aquí hay un lobby de poderes económicos que son brutales, como Rotter &y Krauss y ópticas Schilling que están violando la ley, y que están generando el ejercicio ilegal de la profesión, y la autoridad sanitaria hace vista gorda a esto. Vamos a citar al ministro y a presentar las acciones legales que corresponden”, concluyó.

Por su parte, el  Dr. López señaló que “el glaucoma es una enfermedad que puede dejar ciego al paciente y que destruye el nervio óptico. El 3% de los mayores de 40 años podemos tener glaucoma y si no se diagnostica oportunamente con un acto oftalmológico integral, puede quedar eventualmente ciego. No queremos esperar que las personas queden ciegas”, afirmó.

Finalmente, Ximena Solís indicó que el paciente tiene derecho a una atención de calidad, integral y resolutiva. “Es importante que esto se lleve a cabo dentro del equipo de salud, ya que existen redes de derivación. Desgraciadamente en las ópticas no es posible. Es fundamental educar a la población, ya que no todo se soluciona con lentes”.