Valparaíso: Presidente de Colegio Médico insta al Ministerio de Salud a revisar fuentes de financiamiento de los hospitales de la red pública 

373

Tras conocerse la compleja crisis de desabastecimiento de fármacos e insumos médicos que afecta al Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, declarado por la directora(s) del Servicio de Salud Viña del Mar-Quillota, Alis Catalán, el presidente del Colegio Médico de Valparaíso, Luis Ignacio de la Torre expresó instó al Ministerio de Salud a revisar las fuentes de financiamiento de la red Pública.

Con respecto al informe entregado por la autoridad sanitaria local a la Cámara de Diputados, el dirigente gremial aseguró que “el día 9 de octubre,nos movilizamos desde el hospital Carlos van Buren hasta el Congreso Nacional a dejar una carta a los diputados de la Comisión de Salud, no sólo por ese recinto, sino que también por los hospitales de San Antonio, Quillota, Quilpué y Gustavo Fricke». 
 
El médico agregó que «desde ese momento planteábamos que la crisis de insumos no era un problema de gestión de un hospital, sino un problema transversal del sistema público en sus 29 Servicios de Salud. Y lo planteábamos fundamentando en el hecho de que los presupuestos de apertura de los hospitales representaban apenas dos tercios de su gasto real y esto significa, en la práctica, que los hospitales tienen asegurado su funcionamiento hasta agosto, máximo septiembre. Cuando los hospitales trabajan más y producen más, lo que ocurre de forma permanente, ese presupuesto se agota antes”. 
 
El dr. De la Torre, añadió que “las autoridades del hospital Gustavo Fricke indicaron a medios prensa que el recinto no tenía problemas de financiamiento, lo cual a partir de este oficio podemos confirmar que no era así. De acuerdo a lo indicado, queda absolutamente claro que existió falta de continuidad en los tratamientos en distintas áreas como hemodiálisis, oncología, pediátrica, hemodinamia, en tratamientos biológicos, suspensión de cirugías e incluso en la instalación de marcapasos”. 
 
En ese sentido, el profesional aseguró que «con este informe se derrumba la tesis de que los problemas de salud pública son solamente un tema de gestión, que es lo que pretendieron instalar en Octubre el Ministro de Salud, Jaime Mañalich y el Subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga. Acá hay un problema de recursos que no están siendo entregados de forma oportuna y, como los hospitales son centros que no pueden cerrar su atención, pues tienen una responsabilidad social y un deber ético con sus pacientes, por lo que se termina produciendo una priorización de atenciones que determina que se deben postergar pacientes muchas veces vulnerables y que no tienen otras opciones para recuperar su salud”. 
 
Asimismo, puntualizó que los trabajadores de la salud, y especialmente el Colegio Médico, “no estamos en la línea de justificar las faltas de recursos cuando sabemos que son tan fundamentales para trabajar, y es por eso que hacemos un llamado intenso a las autoridades a revisar la ley de presupuesto y apuntar a que los hospitales cuenten con los recursos necesarios por ley para igualar el gasto real”.