Rancagua: Colegio Médico llama a sensibilizarse frente a la donación de órganos en el Día Nacional del Trasplante

440

Las cifras de donantes en el país están por debajo del promedio del mundo e incluso de la región y este año han disminuido en casi 50%. Durante 2017 se alcanzó la tasa record para Chile de 10 donantes por millón de habitantes, aunque muy lejos de España que cuenta con 43, Uruguay que tiene casi 20 o Argentina y Colombia que llegan a los 14.

Si bien 2017 pasó a la historia como el mejor año para el sistema de donación y trasplante de órganos, alcanzando una cifra récord de 457 operaciones, gracias a 173 dadores, con una tasa de 10 donantes de órganos por millón de habitantes, en lo que va de este año, las cifras no han sido nada alentadoras. A la fecha, se ha registrado una preocupante baja del 47% en la cantidad de donantes. Ante este escenario, el Colegio Médico de Rancagua se sumó al llamado a  sensibilizar a la comunidad para que sean donantes, invitando a la comunidad a reconsiderar esta gran oportunidad de brindar vida a miles de personas que hoy esperan por un órgano.

Bárbara Figueroa, Enfermera Jefa de la Unidad de Procuramiento de Órganos y Trasplante del Hospital Regional de Rancagua, explica ser donante de órganos, “es un gesto  altruista, de buena voluntad, en que las personas efectivamente desean salvar vidas después de que han partido. Tenemos que agradecer que hay otras personas que tienen vida y salud gracias a este generoso gesto. Es algo especial, no solamente para quien recibe un órgano, si no que ayuda al duelo de las personas que han perdido un ser querido”.

La lista es única y a nivel nacional. En el caso de la Región de O’Higgins, en el Hospital Regional de Rancagua se realizan trasplantes de cornea, que ayudan considerablemente a una mejor calidad de vida a muchas personas. Además, se llevan a cabo los estudios de trasplante renal y hepático para luego derivarlos a la red y que se realice el procedimiento en un recinto asistencial con la capacidad para aquello. A la fecha, el recinto registra cerca de 500 pacientes renales y 100 hepáticos en lista de espera.

Como una manera de agradecer a los familiares de quienes han optado por donar sus órganos, cada año se realiza en el Hospital Regional Rancagua una misa, la que también busca generar conciencia sobre este acto altruista e invitar a declararse donante. El director del recinto asistencial, Dr. Fernando Millar, explicó que “este es un acto más de todas las actividades que cumplimos para sensibilizar a la ciudadanía y para agradecer a las familias que han sido donantes. Estamos preocupados de que la población conozca la manera de cómo entregar vida más allá de la vida, porque este es un acto de amor”.

Por su parte, la Dra. Leisli Salvatierra, Vicepresidenta del Colegio Médico de Rancagua, precisó que “es importante retomar el tema de la donación y trasplante de órganos, hacer un llamado a la comunidad de nuestra región, esto incluye también a los médicos, ya que independiente que seamos prestadores de atenciones de salud, también podríamos estar en el lugar de ser donantes de órganos o receptores de trasplantes, ya que la profesión médica no nos excluye de enfermedad alguna”.

En esta línea, subrayó que “queremos hacer un llamado a la concientización del tema y agradecer a las familias donantes por tan hermosa y noble acción. Tener la unidad de procuramiento de Órganos y Trasplante del Hospital Regional de Rancagua es un gran logro, porque aunque sólo sea a dos grupos de estudios, renal y hepático, eso descentraliza y acerca a los pacientes las distancias que entregan más estudios”.

Testimonio de amor

Perder a un ser querido es una de las vivencias más dolorosas para cualquier ser humano, por eso, la decisión de donar sus órganos es compleja. Pero pese a la pena, hay muchos que optan por dar vida y esperanza a otros. Este es el caso de Claudia Machuca, que tras perder a su hijo, no dudó ni un segundo en donar sus órganos, los cuales entregaron una oportunidad  a  tres niñas que hoy gozan de una mejor calidad de vida y disfrutan de un nuevo comienzo junto a sus familias.

“Nunca pensé que iba a perder a mi hijo a tan temprana edad, el se me fue el 24 de diciembre del 2015 y sin pensarlo, solamente con mi esposo nos dimos una mirada y antes de que nos dijeran de que se trataba, nosotros dijimos sí, donamos los órganos de nuestro hijo y la verdad que es una experiencia maravillosa, emocionante. Mi hijo no está conmigo físicamente, pero está en otras personas, él dio vida en una fecha tan importante como es la navidad. Tengo tres hijas más. Es algo asombroso, que te fortalece”.

Para mayor información, puede acercarse hasta el Hospital Regional de Rancagua y consultar sobre la donación de órganos.