Médicos Sin Marca realiza seminario ¿Medicina basada en Marketing?

909

El pasado viernes 22 de noviembre y ante una masiva asistencia de profesionales del área de la salud se llevó a cabo esta actividad que contó con la colaboración de Colegio Médico, Fundación Epistemonikos y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

Con la participación de destacados invitados internacionales de España y Colombia se desarrolló el primer seminario de la ONG Médicos Sin Marca ¿Medicina basada en Marketing?, en la Casa Central de la Universidad Católica. La instancia permitió hacer diversas reflexiones y discutir sobre el rol de los conflictos de intereses en medicina, en particular sobre los que se generan en la interacción con la industria farmacéutica.

La jornada comenzó con el “Panel de investigación” y la exposición de Gabriel Rada, director de la Fundación Epistemonikos, Cochrane Chile y del Centro de Evidencia UC, quien señaló que “los conflictos de interés existen. Estos deben ser transparentes y se debe avanzar en su eliminación. No puede ser que un investigador diga «yo recibo remuneraciones por un laboratorio» y luego participe como autor en estudios vinculados a ella”.

Asimismo, Eva Madrid, directora del Centro Cochrane U. de Valparaíso, agregó que “hace unos años era frecuente ver como médicos subían a sus redes sociales congresos en otros países auspiciados por la industria. Eso ya no pasa o al menos no se publica: las generaciones actuales, sumado al trabajo en educación en ética y MBE en las universidades han permitido mejorar”.

Por su parte, la Dra. Vivienne Bachelet, miembro del Consejo del Committee on publication Ethics, fundadora y editora jefe de la Revista Médica online Medwave, puso énfasis en que “es escandaloso que la industria farmacéutica sea juez y parte en la demostración de eficacia de una droga. Es irracional y escandaloso. La industria desarrolla investigación en estudios chicos que presenta la FDA y ésta en base a eso dicta normas, eso no puede ser”.

El segundo, sobre “Políticas Públicas”, contó con la participación del Dr. Jaime Mañalich, ex ministro de Salud (2010-2014), quien indicó que “cuando asumí como ministro pensé que el lobby más feroz sería desde la industria del tabaco, pero fue el de la industria farmacéutica. Cuando alguien va con una receta a la farmacia, el dependiente la fotocopia y esa información se entrega a los agentes de la industria. Eso permite ir a presionar a los médicos con visitadores”.

En esta línea, el diputado de Revolución Democrática, Miguel Crispi agregó que “en Ejecutivo no hay intención de regular precios. En la oposición no tenemos iniciativa legislativa, pero tenemos voluntad de al menos avanzar ante un observatorio de precios que exponga el problema a la ciudadanía”.

Javier Guzmán, ex director del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamento de Colombia, manifestó que  “para introducir optimismo una pregunta ¿Cuántos años llevan discutiendo la ley de fármacos 2? ¿5 años?, esto en políticas públicas no es nada. La transparencia, la compra conjunta, la equivalencia; son medidas que entre ellas suman para enfrentar el tema de fármacos. Ninguna por si sola es suficiente. En Colombia pasamos a ser el país con menos  gasto de bolsillo en medicamentos de la región”.

El último bloque estuvo dedicado a “Ciencias Sociales”, donde participó José Andrés Murillo, Doctor en Filosofía y director de la Fundación para la Confianza quien expresó que “uno de los lugares que se toma el abuso para existir es la confianza, y también una de las cosas que se rompe después de un abuso es la confianza”.

También, estuvo la socióloga de la U. de Valparaíso, Adriana Marín, “La industria necesita a los médicos. ¿Los médicos necesitan a la industria? Existe evidencia de pagos de pasajes y estadías a médicos específicos por parte de la industria”.

Finalmente, Abel Novoa, presidente de la ONG No Gracias de España dijo que “con el desarrollo científico tiene que pasar algo parecido a lo que ha pasado con el ecologismo. Antes los ecologistas que denunciaban los problemas climáticos eran muy pocos, pero hoy son muchos más”.