Día del Médico se celebra homenajeando a la generación del 68, mejores egresados y al doctor Álvaro Reyes

704

 El facultativo recibió la Condecoración de Honor de la Orden Médica Chilena 2018, máxima distinción que otorga la Orden, en reconocimiento a su trayectoria gremial, profesional y personal, en la que ha destacado por ser un incansable defensor de los derechos humanos y la democracia. 

El doctor Álvaro Reyes, quien fuera Consejero del Regional Santiago durante 6 años y presidente del Departamento de Derechos Humanos del gremio desde su reapertura en 2012 hasta mediados de 2017, fue galardonado con la Condecoración de Honor de la Orden Médica Chilena 2018. El facultativo -quién se ha desempeñado como académico, en el servicio público y en el área deportiva siendo integrante de los cuerpos médicos de la Selección Chilena y Colo-Colo- recibió el máximo reconocimiento de nuestra orden a la trayectoria profesional y personal, en el marco de la celebración del Día del Médico.

Tras recibir el galardón, el doctor Reyes expresó que “todavía no salgo del asombro de mi nominación para este premio. Es mucha generosidad de mis colegas este reconocimiento. Me llena de orgullo y de satisfacción, espero seguir respondiendo a las demandas de mi profesión porque estoy activo y con deseos de trabajar”.

La actividad se centró, además, en el homenaje y reconocimiento a cerca de 100 médicos egresados de la generación de 1968 de las Universidades de Chile, Católica y de Concepción, que este año cumplieron medio siglo desde que comenzaron a desempeñarse profesionalmente en diversas áreas.

La presidenta de la Orden, Dra. Izkia Siches, indicó que “ésta es una de las ceremonias de mayor relevancia de nuestro gremio. Cada año conmemoramos el día del médico, entregamos el premio de honor y celebramos a los colegas que han desarrollado más de 50 años de trayectoria. Es muy importante compartir con ustedes y expresarles nuestra mayor admiración a cada uno de los integrantes de la generación de 1968, porque muchas veces las nuevas generaciones no tenemos claro el norte de nuestra profesión es bueno volver al origen de lo que significa ser médico o médica”.

Por su parte, la Doctora María Inés Romero, representante de los alumnos de la Universidad de Chile de la generación de 1968, recordó que “ha pasado el tiempo, hemos vivido muchos cambios en este medio siglo, especialmente dese que ingresamos en 1961. Veníamos saliendo del peor terremoto de la historia del país, entonces la solidaridad para nuestros compañeros era un concepto vivo”.

Además, se gratificó a los mejores egresados de las universidades que imparten la carrera de medicina y, entre ellos, se galardonó con el Premio Colegio Médico a la Dra. Valentina Bustos Guzmán, de la Universidad de Valparaíso, quien obtuvo el mejor rendimiento entre sus pares.

Asimismo, se hizo entrega del Premio de Ética 2018 al mejor trabajo inédito o publicado sobre la materia durante el año anterior, a la Dra. Sofía Salas Ibarra, por su trabajo “La objeción de conciencia en la educación médica”.

Igualmente, para reconocer el aporte que los médicos inscritos en el Fondo de Solidaridad Gremial realizan mensualmente, que permite otorgar distintas ayudas para nuestros colegas que las necesitan, en la ceremonia también se entregó el “Premio a la Solidaridad”, que consiste en un aporte de 5 millones de pesos para cursar una actividad con fines de formación en el extranjero y que se asigna mediante un sorteo en el que participan todos los médicos colegiados con sus cuotas al día en el Colegio y el FSG. En esta oportunidad, recibieron el premio a Rainer Schulz, colegiado del Consejo Regional Valparaíso; José Palma, del Regional Maule; y Gladis del Valle, del Regional Santiago.

Finalmente, la Dra. Siches envió un mensaje de unidad a los colegas: “El Chile actual requiere de generaciones que cuestionemos lo establecido y cuál es el rol de nuestra profesión. En esta directiva nos hemos desafiado a preguntarnos sobre la gran diversidad de colegas que existen en la profesión y cómo en el Colegio somos capaces de representarlos. Tenemos opiniones muy diversas y nuestro compromiso es lograr que los colegas, más allá de sus opiniones, condiciones valóricas, ideas políticas, se sientan que llegan a un espacio de diálogo fraterno, que se sientan representados e inspirados en participar en una instancia como ésta”.