DECLARACIÓN PÚBLICA MESA DIRECTIVA NACIONAL

958

Hemos vivido las semanas más convulsionadas de los últimos 40 años, alterando el normal funcionamiento de todas las esferas de la sociedad. En este contexto, desde el Colegio Médico hemos desarrollado una movilización activa, pacífica, propositiva y dialogante con todos los poderes del Estado y trabajando junto a todos los actores de salud: gremios, colegios profesionales, sindicatos, usuarios y pacientes. Pese al complicado clima social y las limitaciones en el funcionamiento del país, destacamos el compromiso del equipo de salud, especialmente los servicios de Urgencia de la red pública, que ha tenido que enfrentar una sobrecarga de su gestión habitual.

Hemos denunciado con vehemencia los excesos y violaciones de DD.HH. que han quedado en evidencia en estas últimas 3 semanas, poniendo en conocimiento a las autoridades políticas, policiales e internacionales de la materia, los antecedentes que nuestro Colegio ha recabado.

Igualmente, desde los primeros días de la crisis, nos hemos puesto a disposición de las autoridades para dialogar y buscar salidas, con propuestas consensuadas con el resto de los actores en salud; sin embargo, no hemos encontrado eco a nuestras voluntades.

Así como reconocemos que los actos de violencia tienen una asimetría evidente entre la ejercida por las fuerzas del Estado y las de grupos minoritarios de la población, no dudamos en condenar todo acto de violencia, pues no sólo entorpece el diálogo y la búsqueda de soluciones, sino que genera un efecto negativo en la legitimidad mayoritaria de las demandas sociales.

El Colegio Médico de Chile tiene sus puertas abiertas a toda la sociedad, a todos sectores políticos y a cada una de las autoridades de gobierno. Seguiremos dispuestos a tender puentes de construcción y diálogo. Nuestro país necesita soluciones políticas ahora y llamamos a todos los actores a colaborar en soluciones reales, pero entendemos que la señal más relevante tiene que surgir desde nuestra máxima autoridad. Las crisis políticas se resuelven con más política, más diálogo y voluntades. Esto es el único remedio eficaz contra toda violencia.

Santiago, 13 de noviembre de 2019.