Colegio Médico valora estudio de FNE sobre precios de medicamentos

1043
  • La presidenta de la Orden, Doctora Izkia Siches, destacó el informe e hizo un llamado a los profesionales de la salud a entregar recetas con los principios activos y a los pacientes a exigir que se entregue ese tipo de información.

El Colegio Médico valoró el estudio que realizó la Fiscalía Nacional Económica con respecto a los precios de los medicamentos en nuestro país. La presidenta del gremio, dra. Izkia Siches, comentó que “estamos analizando en profundidad los datos cualitativos, cuantitativos y nos parece muy relevante que existen elementos en el mercado de los medicamentos que un poco han boicoteado el funcionamiento de la iniciativa de bioequivalentes, marcado por estrategias de marketing que impulsan el uso y prescripción por parte de nuestros médicos de medicamentos de marca o innovadores”.

La dirigente explicó que el informe “aparece en un momento muy atingente cuando el Gobierno ha hecho distintas propuestas en avanzar en políticas en torno a la regulación de los precios en medicamentos. Algunas de las recomendaciones van en la línea en lo que nuestro Colegio ha respaldado como la necesidad de avanzar en la prescripción por Denominación Común Internacional, de tener un mecanismo de prescripción universal, como una receta médica electrónica y que a la vez pueda proteger estos datos que son sensibles e interesante para quienes se dedican al negocio de los fármacos. Así como buscar nuevos mecanismos de actualización para los profesionales médicos, ya que el rol que tiene la industria impacta en la prescripción.”

Además, indicó que, a través de “nuestro Departamento de Políticas de Salud y Estudios, se buscará contribuir en algunas de las apreciaciones para profundizar parte de las conclusiones y propuestas que trae el documento”.

“Como Gremio médico debemos hacer un mea culpa. Estamos trabajando con los médicos de base que atienden a los pacientes para que comprendan que nuestra relación con la industria crea conflictos de interés que tenemos que resolver y además por distintos mecanismos de marketing, la industria está activamente convenciéndonos que la política de bioequivalencia es mala. Nos ha costado que nuestros colegas comprendan la relevancia de prescribir por la Denominación Común Internacional, de distanciarnos de la industria farmacéutica y poder tener menor conflictos de interés”, señaló.

Finalmente, la profesional aseguró que “acá ha existido por parte de la industria, que ha utilizado a nuestros médicos, de debilitar esta iniciativa y que los medicamentos bioequivalentes son malos. Como Colegio Médico hemos respaldado el avance de Ley de Fármacos II. Esperamos que este documento logre sortear el lobby de la industria que es muy potente ya que muchos de los planes iniciales de esta ley fueron eliminado como la restricción de la visita médica que fue reincorporado por el ministerio de Economía. Esta ley queda corta en la regulación de los fármacos”.

Cabe destacar que  la FNE recomendó 14 medidas en línea con la profundización la política de bioequivalencia, donde se destaca la creación de un sistema único nacional en el cual los médicos deban obligatoriamente prescribir medicamentos según su denominación común internacional (DCI), y no por marca, y obligar a las farmacias a vender el medicamento más barato, estableciéndose además un cobro fijo por dispensar los fármacos. Además de reforzar el Instituto de Salud Pública (ISP) y de la Agencia Nacional de Medicamentos (ANAMED).