Colegiado Iván Silva recibió el Premio “Dr. Julio Schwarzenberg Löbeck 2018”

1078

El reconocimiento fue otorgado por la Sociedad Chilena de Pediatría en el congreso realizado en Antofagasta.

El médico pediatra y colegiado del Consejo Regional de Calama del Colegio Médico de Chile, Iván Silva recibió  el importante premio “Dr. Julio Schwarzenberg Löbeck 2018”, otorgado por la Sociedad Chilena de Pediatría, durante el reciente congreso desarrollado en Antofagasta.

“Esa atención con esfuerzo, abnegación y pasión a esas locas y esos locos bajitos ha sido la brújula que ha guiado mis pasos en los senderos de la Pediatría. Como dice la canción de Serrat, ‘Esos locos bajitos que se incorporan con los ojos abiertos de par en par, sin respeto al horario ni a las costumbres y a los que, por su bien, (dicen) que hay que domesticar’. La sin par creatividad del maestro catalán reflejada en esa maravillosa canción creada el año 1981,  pasa a ser mi himno de vida en la Pediatría, pasa a ser el manifiesto, el lema que guiará mi quehacer cuando termino la Beca el año 1987, intentando desarrollar una relación médico paciente, con una aproximación al niño plagada de respeto, alegría y amor, profundamente arraigada en como desenvuelven  su vida en tantos contextos, que muchas veces nuestra sociedad adulto-céntrica no alcanza ni está dispuesta a comprender ni a calibrar”, indicó Silva en su discurso.

Este premio fue instaurado en 1981 y se entrega en forma anual desde la Sociedad Chilena de Pediatría en homenaje a un médico destacado por su calidad humana y profesional, que involucra la atención consagrada a los niños y las niñas.

“Quiero compartir este momento solemne, con mis padres que me enseñaron a estar siempre junto a los más necesitados, a ser siempre honesto, a llevar la verdad y la libertad como dos banderas en mi paso por la vida junto a los más débiles. Compartir con María Isabel, la compañera de mi vida, mi amada compañera, quien siempre me estimula a trabajar en este sentido. Compartir con mis hijos que siguen conmigo conjugando los verbos de la verdad, la libertad, la solidaridad y que de seguro se prolongará en lo que harán en la vida mis 6 nietos cuyas risas y travesuras llenan hoy mi hogar”, agregó nuestro colegiado.

Una ceremonia que emocionó al profesional, quien posee una vasta trayectoria y la preferencia de cientos de familias en Calama. “Para finalizar quisiera invitarles a compartir, especialmente a las y a los más jóvenes, otros versos que componen mi manifiesto: Cerrar con Serrat cuando nos dice “nada ni nadie puede impedir que sufran, que las agujas avancen en el reloj, que decidan por ellos, que se equivoquen, que crezcan y que un día nos digan adiós.”. Un adiós, ojalá pleno de futuro, cuando nos decidamos a abrir las ventanas “pa’ que vuelen como pájaros” como decía el Gran Víctor o “, que su futuro es hoy”, como nos lo enseñaba en sus sonetos la Gran Gabriela.  O que luchemos para que esta sociedad no siga haciendo eternamente con Infancia y Adolescencia aquello que protestaba con justa razón y que también nos enseñaban Los Prisioneros,  cuando coreábamos con ellos ‘a otros le enseñaron secretos que a ti no´”, finalizó.