Anegamientos, suspensión de atenciones, imposibilidad de realizar operaciones y hasta hospitales aislados son algunos de los contratiempos que dejó el fenómeno climático y del cual recién la región está comenzando a salir.

Por tal razón y con el fin de aportar su espertiz para los albergados que dejó el frente de mal tiempo, esta tarde desde las 15:30 hrs el Colegio Médico La Serena llevó a cabo dos operativos simultáneos, uno en el colegio Alessandri de Las Compañías y el otro en las viviendas de los algueros que trabajan en la Playa Changa, sector el Culebrón.

El gremio atendió en dos grupos, desde las 15:30 hrs, a los albergados del colegio Alessandri de Las Compañías y a los algueros de la playa Changa, en Coquimbo.

A este respecto, el presidente regional del Gremio, doctor Jaime Bastidas, quien estuvo acompañado por los dres Oscar Román y Nelson Mellado, señaló que “es lo menos que podemos hacer como personas, primeramente, y como médicos. Estamos convencidos como gremio que debemos apoyarnos mutuamente para salir de esta situación que nos tocó vivir en nuestra zona. Y lo mismo los colegas que están realizando el mismo operativo allá en Coquimbo con la gente que labura en el mar, en la playa Changa. Esta vez atendimos a más de 50 personas con diversas patologías, especialmente niños”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CONTINGENCIA

Por su parte, médicos de la Atención Primaria y Generales de Zona (MGZ) asistieron a la comunidad de algueros existente en el sector del Culebrón de Coquimbo. Realizando este trabajo, los dres Rubén Quezada, Nicolás López, Gabriela Gonzalez y Alejandra Toro fueron acompañados por estudiantes de Medicina de la Universidad Católica del Norte, atendiendo las necesidades de salud más urgentes y sentidas por la población.

Cabe destacar que ya en el pasado el Colegio Médico ha ido en ayuda inmediata de distintas localidades cuando los fenómenos naturales se han presentado de forma violenta, como esta vez. “Cuando ocurrió el alud de Vicuña –prosigue el dirigente-, Hierro Viejo y Calingasta, nos organizamos en tiempo récord e hicimos un operativo de emergencia en aquellas localidades. Lo mismo ocurrió cuando fue el terremoto y tsunami en Coquimbo, Tongoy y Puerto Aldea. Sabemos que esta no será la última vez, pero mientras podamos allí estaremos”, finalizó.

HOSPITALES

Según datos entregados por el gremio, aportados a su vez por los distintos profesionales mientras duró el frente de mal tiempo, los hospitales de Illapel, Salamanca, y Los Vilos estuvieron operativos. En el Hospital de La Serena, pocos pacientes en policlínico y con innumerables goteras y anegamientos. El cesfam Pedro Aguirre Cerda de la Florida con atenciones suspendidas. La Atención de Salud Primaria Coquimbo funcionando en sus centros urbanos y rurales. El Hospital de Combarbalá, operativo. En el Hospital de Coquimbo anegados accesos, pasillos y poca asistencia de pacientes. En el Hospital de Ovalle, de 5 pabellones disponibles, 3 están inhabilitados por filtración de agua, por lo que se suspendieron varias cirugías. La recuperación de los pabellones se estima que sería hasta el martes o miércoles, según lluvia caída. Localidad de Pichasca, Monte Patria, y equipo de salud del Cesfam, aislados pero en buenas condiciones.