En la última semana se han conocido tres casos de graves agresiones a médicos generales de zona en Yungay, Marchigüe y Loncoche. Exigimos que las autoridades elaboren protocolos de seguridad para médicos y  equipos de salud.

El primer caso ocurrió el lunes 20 de marzo en el Hospital de Marchigüe, en el que el Médico General de Zona y Director del mismo recinto fue agredido por un ex funcionario sin razones claras, mientras realizaba atenciones en policlínico, recibiendo golpes de puño y de pies que terminaron con lesiones de mediana gravedad, contusión craneal y un esguince de rodilla.

La noche del 23 de marzo en el Hospital de Yungay un paciente en estado de ebriedad con su acompañante llegaron solicitando atención de salud, al momento de acercarse el medico a realizar la prestación, sufre de improviso la amenaza con un arma de fuego siendo apuntado en su cabeza y obligado a realizar la atención medica encañonado tanto durante la entrevista como el examen físico, para posteriormente amenazar al técnico paramédico mientras realizaba el procedimiento de administración de medicamento, finalizando la atención con un golpe de cabeza en el rostro del facultativo y dándose a la fuga. Posteriormente se notifica al guardia del recinto quien en conjunto a Carabineros logra realizar la detenciones de los antisociales.

Como último antecedente, durante la noche del 24 de marzo, se vive una nueva agresión a Médico EDF en Loncoche. Un paciente sufriendo un Infarto agudo al miocardio y con múltiples comorbilidades sufre un Paro Cardiorespiratorio, donde las maniobras de reanimación no logran revertir el episodio y al realizar el comunicado del fallecimiento del paciente, familiares agreden verbal y físicamente al equipo de Salud compuesto por la médico, paramédicos y enfermero, emitiendo amenazas de muertes y teniendo que mediar en la situación la fuerza policial, terminando con el equipo dentro del recinto y el cierre temporal del servicio de Urgencias. Al no ser efectiva la detención del total de los agresores, existe la incertidumbre de que dichas amenazas puedan volverse efectivas.

El Presidente del Colegio Médico, Dr. Enrique Paris, manifestó su mayor preocupación por la situación y señaló que “Esto se lo hemos planteado en reiteradas ocasiones a las autoridades de salud, deben existir protocolos de seguridad en los hospitales y recintos de atención primaria, porque los médicos y el equipo de salud deben trabajar tranquilos y no bajo la amenaza constante de que algún paciente o familiar de los pacientes  los agreda, y los increpe por problemas que ni siquiera son responsabilidad del personal que trabaja en los centros asistenciales, si no de las propias falencias que presenta el sistema” agregó además que  “esperamos que la autoridad tome alguna medida concreta a la brevedad. En la asamblea anual, que reúne a todos los dirigentes del país, le plantearemos este tema a la ministra y esperamos una respuesta o tendremos que tomar medidas de presión para ser escuchados”

En tanto el Dr. Jorge Vilches, Presidente de los Médicos Generales Zona, afirma que “Nosotros desde la directiva nacional de la agrupación condenamos estos hechos, y seremos categóricos en perseguir a los involucrados para que reciban las medidas que la justicia determine. Existe el precedente de una condena por agresión a un profesional médico en el Hospital de Coquimbo y esperamos que hoy se pueda repetir, logrando alcanzar penas efectivas para los agresores. Creemos que es importante que la autoridad se pronuncie respecto a estos hechos, pues hoy en día las condiciones de seguridad de trabajo de los colegas de la agrupación, como funcionarios públicos, se han visto vulneradas. Instamos a la autoridad a generar protocolos de seguridad y emergencia que puedan ser replicados en todos los centros de atención de Salud en el pais para que nos encontremos cada vez en menor medida con estas situaciones”.

Contra todos estos casos, la Fundación de Asistencia Legal de Colegio Médico, iniciará todas las acciones legales necesarias para perseguir las responsabilidades o de las responsabilidades derivadas de la comisión de estos hechos punibles. Además llama a todos los médicos a denunciar cualquier agresión.