Una gran jornada de celebración organizó el Colegio Médico Regional Atacama, para celebrar el Día del Médico, el cual se celebra cada 3 de diciembre, reivindicando el aporte del médico cubano Carlos J. Finlay, descubridor del agente transmisor de la Fiebre Amarilla.

Durante la jornada, el Presidente del Colegio Médico Regional Atacama, Dr. Guillermo De la Paz Gajardo, junto con destacar la labor realizada por sus colegas, fue el encargado de entregar el ya tradicional “Premio a la Trayectoria”, recayendo este 2016 en el Dr. Omar Luz Hidalgo, por su “Trayectoria en la Pediatría y la Salud Pública de Atacama”. Ante la ausencia del distinguido, recibió el galardón el Secretario de aquella entidad gremial, Dr. Pablo Cupello Segura.

De la Paz Gajardo subrayó la exitosa trayectoria profesional de Luz Hidalgo, acentuando además su versatilidad, que lo ha hecho tener variados roles al explorar sus diversas vetas, como la dirigencial, musical, literaria y política. “El Consejo Regional Atacama del Colegio Médico, todos los años da un reconocimiento a alguno de nuestros médicos por su trayectoria y entrega al servicio público, logrando así ser un real aporte a la medicina regional. En ese sentido, este año se le entregó al Dr. Omar Luz, referente de la Pediatría y Neonatología de la región”, acotó el Presidente del Colegio Médico Regional Atacama, sumando que “además de esto, se agregan sus valores como persona, que con su ética profesional y valores morales le han valido el reconocimiento de todos sus pacientes, colegas y de los habitantes de Atacama, especialmente de los de Copiapó”.

Posteriormente y por primera vez, se entregó otro reconocimiento, en esta ocasión “Al aporte de la Salud Pública de Atacama”, distinción que recibió la Dra. Marisol Ayala Concha, médico cirujano y especialista en inmunología y quien ha sobresalido, entre otros aspectos médicos, por su trabajo con las personas portadoras del VIH en Atacama.

Quien fue el encargado de dar a conocer dicho premio fue Cupello Segura, esposo de la facultativa, haciendo un resumen de su llegada a la región y acentuando sus roles como profesional, esposa y madre. Por último y visiblemente sorprendida y emocionada, Ayala Concha junto con agradecer el premio, sostuvo: “Es mi pasión, me gusta mucho lo que hago”.

Mencionar que la solemnidad continuó con una cena, para luego dar paso a la música, la cual hizo bailar a las cerca de 70 personas que vivieron tan significativa y emotiva conmemoración.