-En la instancia, en la que participó el Secretario General de la Orden, Dr. José Miguel Bernucci, el ministro de Salud presentó los detalles del proyecto “Consultorio Seguro”, que contempla botones de pánico, cámaras de vigilancia y casetas de control para aumentar la seguridad de los funcionarios que trabajan en recintos de salud. Además, el Dr. Emilio Santelices entregó detalles de la iniciativa legal que aumentará sanciones para agresores de personal de centros asistenciales.

Con el fin de ver en terreno la operación de medidas de seguridad piloto para centros asistenciales, el Secretario General del Colegio Médico, Dr. José Miguel Bernucci, junto al Consejero Regional por Concepción, Dr. Roberto Sanhueza, visitó los CESFAM de Concepción y Lota, en compañía del Ministro de Salud, Emilio Santelices, y de representantes de la Subsecretaría de Prevención del Delito y de diversos gremios que forman parte de la Mesa Intersectorial de Seguridad, que busca soluciones para disminuir las agresiones que han afectado a funcionarios de recintos de salud en distintos lugares del país.

Durante el recorrido, el Secretario de Estado dio a conocer las principales medidas que abordará el proyecto de Ley que aumentará las penas a quienes ofendan y/o agredan a los trabajadores en el ejercicio de sus funciones. También,se generará un registro de condenados por esos ilícitos y, además, la Subsecretaría de Prevención del Delito se hará cargo de la protección judicial de los trabajadores cuando se vean enfrentados a una amenaza.

El Dr. Bernucci aseguró que “el proyecto va en la dirección correcta de dar mejores condiciones laborales y de seguridad las personas, en este caso quienes trabajan en la atención de salud directa. Este anuncio es relevante porque redundará en una mejor atención de salud para los usuarios y porque va en la línea de lo que ha trabajado y solicitado el Colegio Médico”.

En la visita, se pudo constatar el funcionamiento de botones de pánico, cámaras de seguridad y casetas de control que se encuentran en ambos recintos de la Región del Biobío. Las unidades iniciaron su funcionamiento durante la última semana de mayo pasado y consideran 80 botones distribuidos en boxes de atención y áreas abiertas al público, además de otros cinco incorporados en relojes que fueron entregados a personal de vigilancia estratégicamente ubicado y que está capacitado para prestar la asistencia oportuna. El dispositivo se dispondrá en 27 consultorios durante 2019.

“Es una experiencia bastante buena y nos pudimos entrevistar con médicos y funcionarios de la salud quienes evalúan de forma bastante positiva estas iniciativas. Tenemos cifras alarmantes que nos dan cuenta de que el 60% de los funcionarios de la salud han sufrido algún tipo de violencia, por lo que existe un compromiso de todos los actores de continuar el trabajo”, finalizó Bernucci.