El Coordinador de la comisión de la materia, Dr. Matías Libuy, expuso en la actividad desarrollada en la Universidad Autónoma.

Con la finalidad de reflexionar, debatir y conocer los diversos ámbitos en el desafío que representa la llegada de población extranjera a nuestro sistema de salud, las universidades Autónoma, del Desarrollo, Alberto Hurtado y Academia de Humanismo Cristiano, además de Fondecyt y el Colegio Médico, organizaron un seminario denominado “Salud y migraciones: Relevancia, consideraciones generales y desafíos para Chile de hoy”.

En la actividad, que comenzó este jueves 11 y que se extiende hasta el viernes 12 en la Casa Central de la Universidad Autónoma, expuso el coordinador de la Comisión de Salud y Migrantes de nuestra Orden, dr. Matías Libuy en la mesa “las tensiones en salud: Infancia, trabajo, nuevos escenarios”.

En la ocasión, el profesional entregó antecedentes sobre la realidad del recurso humano médico que ha llegado a trabajar en nuestro país. Cerca del 17,3% de los médicos que ejercen en Chile son extranjeros, llegando a casi de 8 mil en 2017. “En 2012, Chile tenía 1,7 médicos por cada mil personas, mientras el promedio en la OCDE era de 3,2. Esa brecha se ha ido acortando también gracias a médicos extranjeros”, aseguró el Dr. Libuy.

Las mayorías de los galenos foráneos son colombianos (21%), venezolanos (17%) de venezolanos y ecuatorianos (7,4%). Además entregó cifras de una encuesta a doctores de extranjeros, en el que el 53,3% asegura haber sido víctima de discriminación. De ese total, el 28% reconoce como a sus agresores a profesionales de la salud.

“Como sociedad debemos valorar a médicos migrantes internacionales que representan una gran proporción de horas médicas en el sistema público siendo muy valorados por usuarios”, finalizó.