Gremio solicitó a la Superintendencia de Medio Ambiente intensificar controles, tras anuncio del nuevo sistema de embarque dispuesto por la empresa.

Asimismo, denunció que la Seremi de Salud, sigue sin aplicar un plan sanitario, que entregue recomendaciones a la población, para evitar el ingreso de polvo con arsénico y metales pesados a los hogares. Debido a esto, se realizarán nuevas tomas de muestras de polvo en las calles de Antofagasta.

Su rechazó al anuncio del nuevo sistema de embarque de concentrados, mediante trasvasije de contenedores, con polvo de concentrado con metales pesados, que serán transportados por camiones procedentes de minera Sierra Gorda y luego volteados directo en las bodegas de las naves en el puerto de Antofagasta, manifestó el Colegio Médico.

La negativa del gremio, responde a la preocupación por el aumento del cáncer pulmonar en la zona, y el anuncio realizado por la firma Antofagasta Terminal Internacional del Grupo Luksic. Esta decisión intensificará el funcionamiento del principal acopio de metales pesados, ubicado en el galpón de mayor envergadura, llamado RAEC, ubicado en pleno centro portuario.

Según el gremio médico, las medidas de contingencia de contaminación, siguen sin resultados positivos en la zona, cuyo ente fiscalizador de los procesos en curso, es la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA). Producto de la alta contaminación en el aire de la ciudad, Antofagasta es la ciudad de mayor incidencia de cáncer a nivel país.

“Ante el cambio de sistema de embarque, y el inminente aumento de polución ambiental, solicitamos públicamente a la Superintendencia de Medio Ambiente, aumentar la fiscalización, asegurando que no exista contaminación y también para que verifique una correcta limpieza, que deberá ser efectuada por la firma portuaria en pleno centro de Antofagasta”, aseguró el secretario regional de Colegio Médico de Antofagasta, Dr. Hugo Benítez.

De igual modo, el Colegio Médico de Chile, rechazó que el plan sanitario, correspondiente a la Secretaría Regional Ministerial de Salud de Antofagasta, siga sin ser aplicado en la comuna.

“Necesitamos que la autoridad de salud de regional entienda su rol en esta contingencia, aspecto que se encuentra claramente determinado en el Código Sanitario. Dicha normativa brinda amplias facultades para proteger la salud de la población, aseguró el presidente regional Antofagasta, del Colegio Médico, Dr. Aliro Bolados.

Según el Dr. Bolados, “resulta inexplicable, que ante este cambio en el sistema de embarque y la permanencia de arsénico y metales pesados en las calles de Antofagasta, la autoridad sanitaria siga sin aplicar el plan sanitario respectivo con las medidas de auto protección a la población, para así evitar el ingreso de contaminación a los hogares y para con ello evitar, el consecuente riesgo de cáncer para niños, adultos y pacientes crónicos”, agregó la máxima autoridad local de la orden.

Según el gremio médico, el nuevo proceso de carga de concentrado, mediante contenedores de volteo y trasvasije de poluentes metálicos ultrafinos, de 2,5 a 10 micrones, directo de los camiones a las bodegas de los barcos, sólo trasladará el problema de polución, de los antiguos galpones a las mismas naves, y de ahí al medio ambiente, lo que debe ser evitado y supervisado permanentemente por las autoridades.

El Colegio Médico señaló que la autorización que poseen las empresas del grupo Luksic (ATI, FCAB y firmas de camiones) para los procedimiento de embarques, representa un máximo de 54 vagones de tren y 115 camiones diarios con concentrado polimetálico al puerto de Antofagasta, cuyo producto equivale sólo a un 28% de cobre y un 72% de arsénico y metales pesados provenientes de Minera Sierra Gorda.

TRASLADO DEL GALPON

Por lo mismo, también el Colegio Médico rechazó que se mantenga en funcionamiento el galpón azul RAEC, acopio de mayor envergadura, que según la firma ATI seguirá funcionando en pleno centro de Antofagasta, lo que representa un peligro para la salud de la comunidad.

De esta manera, el Colegio Médico de Chile, llamó al Gobierno a ir más allá en las medidas y poner término definitivo al embarque de concentrados por el puerto de Antofagasta, protegiendo la salud de sus habitantes. “La mejor solución al problema, es que el Gobierno ordene el traslado definitivo del galpón azul RAEC y todos sus procesos de carga y descarga, fuera del radio urbano de Antofagasta, resolviendo su destino final por un puerto alejado de la población y solucionando la problemática de zona de sacrificio que afecta a Antofagasta”, aseguraron ambos facultativos.

“Mientras exista trasvasije del polvo de concentrados, en las bodegas de las naves o en el galpón principal, se mantiene permanentemente el peligro de inhalación e ingestión de contaminación en Antofagasta”, según advirtió el secretario regional del Colegio Médico de Antofagasta y presidente del Departamento de Medio Ambiente de la entidad a nivel local, Dr. Hugo Benítez.

El Dr. Bolados, manifestó que esta situación genera un serio riesgo a la salud. “La ciudadanía antofagastina y de la Región, presenta una histórica cronicidad, por ingesta e inhalación de arsénico y metales pesados, razón por lo que la población posee una mayor susceptibilidad a cáncer, evidenciado en las estadísticas de alta incidencia de la enfermedad, que pone a Antofagasta en el primer lugar a nivel país y también en el mundo”, acotó.

Asimismo, los representantes gremiales, confirmaron que una vez que ATI, termine la limpieza de las calles aledañas al puerto de Antofagasta, por orden de la Superintendencia de Medio Ambiente, el Colegio Médico de Chile, nuevamente tomará muestras en las zonas aledañas al terminal portuario, para analizar si la presencia de metales pesados, continúa o no presente en la vía pública de Antofagasta.