El documento difundido a través de la Circular N° B10/N°15 del 13 de julio de 2018 ha generado incertidumbre en médicos que se desempeñan como prestadores individuales, porque no considera la realidad territorial ni de las distintas especialidades, pudiendo perjudicar a los pacientes. La Mesa Directiva Nacional solicitó a la autoridad la suspensión de la medida y una reunión para abordar los pasos a seguir.

 

El pasado 8 de mayo, la Dra. Izkia Siches se reunió con la Subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, con quien abordó el tema de la implementación de las Licencias Médicas Electrónicas y expresó la disposición del Gremio a avanzar en la modernización del sistema, pero en un cambio gradual, asegurando las condiciones tecnológicas para aplicarlo en todo Chile y la mantención de la licencia papel.

Sin nuevas conversaciones el 13 de julio del 2018 se emitió la Circular N° B10/N°15 “Instructivo sobre Formulario y Emisión de Licencias Médica”. El documento señala que podrán adquirir un total de tres talonarios al año, lo cual ha generado enorme incertidumbre en el gremio, ya que no considera las diferencias existentes en esta materia entre las distintas especialidades ni la circunstancia de que muchos médicos no tienen acceso aún al sistema de licencias médicas electrónicas.

Los dirigentes han recibido reclamos, principalmente desde Regiones, donde existe un retraso de hasta dos meses por parte de los proveedores del sistema; y de especialistas como Psiquiatras, Traumatólogos, Ginecólogos y Oncólogos, que son los que más deben indicar reposo.

Asimismo, existe preocupación porque el sistema se va a extender hacia hospitales y Centros de Salud Familiar mediante futuras circulares, pero no en todos los recintos se han generado las mejoras tecnológicas que lo permitan.

El Secretario General de la Orden, en representación de la Mesa Directiva Nacional, en una reunión con la subsecretaria de Salud Pública, Dra. Paula Daza, solicitó reconsiderar el contenido de la circular y las medidas a futuro y reiteró que existe voluntad de avanzar hacia este sistema, pero que “no se puede aplicar sólo considerando la realidad de Santiago”.

Por su parte la autoridad sanitaria explicó que esta medida se aplicó por solicitud del Presidente de la República y justificó el contenido de la circular por la existencia de “médicos licenciosos”, argumento que fue rebatido, al ser sólo el 0,6% del total de profesionales. “No se pueden generar políticas públicas en base a un porcentaje limitado de la población”, señaló el Dr. Bernucci.

Finalmente, la Dra. Daza se comprometió que las solicitudes de nuevas licencias se resolverán en 48 horas y que a los que solicitaron talonarios previo a la circular, se le respetará esa cantidad. Además, realizará un levantamiento de la información del retraso en la implementación de nuevas tecnologías. Por su parte, desde el Colegio Médico se recopilarán las denuncias de los problemas que están registrándose a lo largo del país, para lo cual los invitamos a completar el siguiente formulario.