Con el fin de abordar temas de interés para el gremio, en los cuales se ve involucrado el ente persecutor, tales como la detención de profesionales en recintos de salud, la Presidenta del Colegio Médico de Chile, Dra. Izkia Siches, junto al Abogado Jefe, Adelio Misseroni, se reunió esta mañana con el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, y director de la Unidad Especializada en Responsabilidad Penal Adolescente y Delitos Violentos, Rolando Melo.

La solicitud de reunión se originó por lo sucedido el 19 de junio con un neurocirujano de Concepción, que fue detenido por no realizar una alcoholemia en el momento que le fue solicitado, pues se encontraba realizando la ronda de visita a los pacientes hospitalizados.

“Queremos ver opciones para poder ir resolviendo esos conflictos, porque en general han sido reiterativos y no hemos podido avanzar en solucionarlo”, explicó la Dra. Siches. Y agregó que “es un tema delicado, porque tiene un impacto sanitario, quedan los servicios desprotegidos, con un médico menos y los que se ven afectados son los pacientes”.

Al respecto, el Fiscal Nacional, propuso generar una mesa de trabajo en conjunto con Carabineros y el Ministerio de Salud para la realización de alcoholemias y, también, de constatación de lesiones, para poder establecer que se realicen en centros de atención primaria u hospitales de baja complejidad.

“Tenemos la mejor voluntad de no afectar los sistemas de salud, pero tenemos que cumplir nuestro trabajo. Es necesario buscar una fórmula de entendimiento y formar una mesa que concilie los intereses de todos”, puntualizó Abbott.

En la instancia, la dirigenta gremial planteó también el problema que han señalado algunos facultativos, que se ven en la obligación de realizar peritajes médicos para los cuales no están instruidos ni calificados, por lo que pidió apoyo para solicitar que el Servicio Médico Legal contrate más especialistas indicados para ello.

Otro tema abordado en el encuentro fue el procedimiento para el procuramiento de órganos, que en algunas ocasiones se ha visto entorpecido cuando el fiscal de turno ha solicitado que el Servicio Médico Legal realice la autopsia, con lo que se requiere trasladar el cuerpo y se pierde la oportunidad de tener un donante que puede ayudar a entre seis y ocho personas que esperan por un órgano.

Finalmente, acordaron avanzar en colaboración mutua, conciliando las obligaciones de la Fiscalía y las necesidades de los médicos, para que no se generen conflictos o “males peores”. Por parte de la Dra. Siches, se comprometió realizar una bajada de información a los colegiados de los procedimientos y protocolos de la Fiscalía.