• La máxima autoridad de la entidad, la doctora Izkia Siches y el presidente regional, Germán Acuña, calificaron como insólita la situación, ya que el profesional se encontraba de turno y realizando la ronda de visitas a pacientes graves de la unidad de neurocirugía del Hospital Regional Guillermo Grant Benavente de Concepción.

Su sorpresa y profunda molestia manifestaron las máximas autoridades nacionales y locales del Colegio Médico de Chile, Dra. Izkia Siches y Dr. Germán Acuña, respectivamente, luego de que un profesional del Hospital Regional Guillermo Grant Benavente de Concepción fuera detenido esta mañana en su lugar de trabajo.

La situación, calificada como insólita por los dirigentes gremiales, ocurrió luego de que el doctor se retrasara en la toma de la alcoholemia para un procedimiento policial, debido a que se encontraba de turno y en medio de la ronda de visitas a los pacientes graves de la unidad de neurocirugía de ese establecimiento asistencial.

Por esta razón, según se explicó, personal de Carabineros tomó contacto con el Fiscal de Turno, tomando la determinación, siendo trasladado el profesional a la Segunda Comisaría local.

La Presidenta del Gremio, Dra. Izkia Siches, indicó que “esta situación muestra un tremendo descriterio por parte de Carabineros de Chile y de la Fiscalía de Chile. Solicitamos su colaboración para que esto no se vuelva a repetir. Queremos darle todo nuestro respaldo al profesional que se ha visto afectado por esta situación, que lamentablemente tenemos que enfrentar cada cierto tiempo los profesionales médicos, y vamos a solicitar formalmente que este hecho insólito y desafortunado no se vuelva a repetir”.

El doctor Acuña, en tanto, indicó en Concepción que “es gravísimo que un neurocirujano sea presionado por la policía para que, en vez de optar por la atención de los pacientes, realice una alcoholemia. El protocolo establece que siempre se priorizará la atención clínica de pacientes en riesgo. El doctor estaba indicando medicamentos y exámenes, para tomar decisiones de operar o no operar y así salvar vidas. Carabineros, en vez de hablar con el jefe de turno, decidió llamar al fiscal y éste en una decisión inaudita, pidió la detención. De esta forma todas las provincias de Arauco y de Concepción se quedaron una buena parte de la mañana sin atención de neurocirugía. Esto es inaceptable y haremos los reclamos correspondientes”.