Esta tarde se llevó a cabo la reunión solicitada por la Mesa Directiva Nacional a la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, para abordar los reiterados hechos de violencia que se han registrado en distintos centros asistenciales del país y cómo mejorar la seguridad en dichos recintos para garantizar la integridad del equipo de salud y pacientes que acuden a ellos.

El encuentro contó con la participación de la Presidenta del Colegio Médico, Dra. Izkia Siches; del Jefe de Jurídica de la Orden, Adelio Misseroni; de las presidentas del Consejo Regional de Santiago, Dra. Natalia Henríquez, y de la Agrupación de Médicos de Atención Primaria de Salud, Dra. Laura Hernández; la secretaria general de los Médicos Generales de Zona, Carol Muñoz; el Presidente (s) de la Asociación Chilena de Municipalidades (ACHM), alcalde de Puente Alto Germán Codina.

En la instancia, las autoridades de la Orden expusieron los distintos tipos de agresiones que enfrentan los equipos de salud y solicitaron medidas urgentes y efectivas que permitan mejorar las condiciones de seguridad en estos recintos, además de una mayor coordinación y colaboración con Carabineros y los municipios.

La Dra. Siches detalló que la subsecretaria se comprometió “a hacer un catastro a nivel nacional de cuáles son las situaciones existentes; a analizar una encuesta que queremos elaborar a lo lago de todo el país con los colegas y, en un futuro, a todo el personal de salud; y también contar con el apoyo del Ejecutivo para una moción que pueda endurecer las penas a quienes agreden al personal de salud; y revisar la norma vigente para que puedan existir acciones preventivas para que no existan agresiones y violencia en los centros de salud”.

Por su parte, la subsecretaria Martorell señaló que trabajarán en las solicitudes para que se concreten de manera efectiva y perdurable en el tiempo. “Las cosas de largo aliento tienen efectos muchos más reales y medibles. Prefiero que hagamos acciones concretas que nos permitan resultados constantes y generen acciones que les permitan trabajar más seguros, porque trabajar con miedo afecta el desempeño y la vida personal”, afirmó.

Finalmente, se acordó agendar una nueva reunión antes de fines de mayo, para evaluar las futuras medidas que se implementarán para hacer frente a esta problemática.