El Colegio Médico de Chile manifiesta su rechazo y preocupación ante los recientes hechos de violencia a los que se han visto expuestos nuestros colegas y equipo de salud, como el sucedido recientemente en el Centro de Salud Familiar de Hualqui, y muchos otros más que ocurren a diario en distintos centros de atención del país.

Esto evidencia la falta de seguridad en este tipo de recintos y la vulnerabilidad a la que se expone el equipo de salud y pacientes, afectando la calidad en la atención de la comunidad y poniendo en riesgo la permanencia del personal.

Para enfrentar este problema, la administración anterior del Ministerio de Salud junto a la agrupación de Médicos Generales de Zona, elaboró la Norma General Administrativa sobre Agresiones al personal de atención en establecimientos de salud.

Ante el complejo escenario actual, el Colegio Médico señala:

  • Exigimos dar urgencia a la difusión e implementación de la Norma General Administrativa N°198, de 2018, sobre agresiones al personal de atención en establecimientos de salud.
  • Solicitamos una reunión de carácter urgente al Ministerio del Interior, junto a autoridades municipales y Carabineros de Chile para abordar esta problemática.
  • Perfeccionaremos el protocolo de agresiones de la Unidad de Defensa Laboral Médica (UDELAM) para que nuestros profesionales y dirigentes puedan interponer las acciones legales correspondientes.

Asimismo, instamos a las autoridades del poder Ejecutivo y Legislativo a impulsar una ley de discusión inmediata que otorgue adecuado resguardo a los espacios de salud de nuestro país, erradicando toda violencia de estos recintos.

Mesa Directiva Nacional