• Coloquio del Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico organizado en conjunto con la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.
  • Presidenta Nacional de Colegio Médico destacó el encuentro y el trabajo que realiza el Departamento de DD.HH tanto para la labor Gremial como para la sociedad.

Más de 120 asistentes participaron en el coloquio “Violencia política, víctimas de tortura y pueblos originarios”, organizado por el Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico en colaboración con la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, que se realizó el miércoles 10 de enero  en el Auditorio Dr. Salvador Allende del Colegio Médico.

Esta exitosa actividad contó con destacados expositores nacionales e internacionales como el Dr. Carlos Madariaga y la antropóloga Ana María Oyarce de la Escuela de Salud Pública de la Casa de Bello; la Ps María José Jorquera, PRAIS Valparaíso; Federico Aguirre del INDH Araucanía; Dr. Enrique Morales, presidente del Departamento de Derechos Humanos del Colmed y el Dr. Roberto Campos Navarro de la Universidad Nacional de México.

En la ocasión la presidenta nacional del Colegio Médico, Dra. Izkia Siches destacó el trabajo que realiza el Departamento de DD.HH y su aporte tanto para la labor Gremial como para la sociedad.

“Este encuentro, su gran convocatoria, el gran nivel de los expositores y organización, es una muestra más del trabajo profesional que realiza el Departamento de Derechos Humanos. Como Colegio valoramos su gran aporte a la institución y en los conflictos en que han debido intervenir y aportar de manera técnica, seria y profesional”, afirmó la presidenta Nacional del Colegio Médico.

En tanto el  Dr. Enrique Morales, Presidente del Departamento de Derechos Humanos, manifestó que la actividad cumplió plenamente con el objetivo que era convocar, desde el punto de vista académico y de la salud pública a la realización de un análisis de lo que significa el trauma de la tortura, el trauma de la violencia, tanto a nivel de las víctimas, como de sus familias y de las comunidades en las que están insertos.

“Quisimos hacer un análisis a partir de la presentación de un trabajo muy interesante del Dr. Madariaga y que es un resumen de lo que fue la época de la dictadura, y relacionarlo con lo que ocurre hoy con la violación de los derechos humanos y analizar desde el punto de vista académico de lo que podemos hacer como profesionales, como médicos a través de una mirada interdisciplinaria, y así sumar voluntades”.

El Dr. Carlos Madariaga, indicó que “para nosotros como Escuela de Salud Pública, ha sido una experiencia muy valiosa, ya que realizar una iniciativa en conjunto con un departamento del Consejo General, provocó el éxito de esta jornada en términos de asistencia del público, pues nos da una señal que todos los temas de violencia social ligada a la problemática de los derechos humanos, y al tema de los pueblos indígenas y al trauma social, están plenamente vigente como un campo de interés para los estudiantes y para los profesionales del sector”.

El Dr. Roberto Campos Navarro agregó que este tipo de seminarios son relevantes para definir una posición ética frente a lo que sucede con los derechos humanos; “Estos temas son muy importante porque son heridas que tenemos en nuestros países; son espacios que debemos asumir, de pasados nefastos, pero que también son del presente y cuál es la posición ética, y la posibilidad de indagar a través de los derechos humanos y la relación con la práctica médica. Creo que en esto hay un avance también importante en este reconocimiento de los derechos humanos por parte del Colegio Médico y de su departamento”, señaló el experto mexicano.

Federico Aguirre, Jefe de la Sede Regional del INDH Araucanía realizó un balance positivo de la actividad, ya que “hay que robustecer el debate público en torno a las violencias, a los derechos humanos y a la respuesta que debemos como ciudadanía brindar a estas situaciones que no son del pasado. Esfuerzos como este coloquio, donde vienen distintas personalidades y expertos a conversar sobre estas temáticas, nos parece no sólo un ejercicio intelectual necesario, sino que además un esfuerzo significativo en aras de la promoción de los derechos humanos que creemos que es una herramienta indispensable para que no se repitan las violaciones sistemáticas de los derechos humanos”, concluyó