Las acusaciones de la directora de Fonasa generan una mayor distancia entre el gremio y la Cartera de Salud, y muestran una nueva ofensiva del Estado por desligarse de sus evidentes problemas de gestión en Salud.

“Esto es un problema de Estado, que comenzó hace varios Gobierno, se nos culpa a los médicos pero la solución parche fue impulsada por el primer gobierno de la presidenta Bachelet, ni compra de servicios externos ni operativos son soluciones eficientes y de fondo. Si la Dra. Vega,  autoridad de FONASA, tiene denuncias reales de médicos la emplazamos a realizar la acusación a los tribunales de ética del Colegio Médico cuanto antes, creemos que el camino es la acción porque con esto sólo se busca traspasar los problemas de gestión de la autoridad, lavándose las manos frente al escenario electoral, eso no lo aceptaremos” señaló con molestia la Presidenta Nacional del Colegio Médico, la Dra. Izkia Siches, tras las opiniones de la directora de Fonasa, Dra. Jeannette Vega, donde cuestiona a los médicos por retrasar la derivación de pacientes que están en listas de espera.

El Colegio Médico le ha manifestado desde el primer Gobierno de la Presidenta Bachelet la importancia de hacerse cargo de las listas de espera, pero eso requería trabajo y algunos cambios estructurales. “Nosotros ofrecimos comenzar un trabajo respecto de la sociedades médicas; sin embargo, la autoridad las siguió potenciando, esto continuó en el Gobierno de Sebastián Piñera y nuevamente en este Gobierno, y hoy día rasgan vestiduras porque no pueden lidiar con estas organizaciones, pero si este problema hubiese sido un tema prioritario, se  podría haber resuelto, fue nuestra propuesta hace más de 3 años” afirmó la Dra. Siches.

Nos parece impresentable que el ministerio de Salud intente lavarse las manos con los profesionales médicos ante un problema que la autoridad no ha podido resolver, con los mecanismos institucionales, la falta de gestión dentro de los Hospitales. Nosotros trabajamos en el sector público, conocemos todas las falencias de primera línea que tiene la administración y todas las otras complejidades que vive el sector sanitario del país.

Las listas de espera van a existir siempre y su resolución es mucha más profunda, pues se debe recuperar el recurso humano, dar mayor resolutividad, mejorar el funcionamiento de los pabellones, es decir, se requiere trabajo y no hay  ninguna construcción o labor que esté apuntando en ese sentido.

El Gremio está convencido que la salud de nuestros pacientes debe ser prioritaria, las soluciones tienen que ser más estructurales y que permitan dotar al sector público de mayor gestión, de mayor financiamiento y el ministerio de Salud debe hacerse cargo de los problemas que siempre hemos conocidos.

Respecto de la suspensión de relaciones con el MINSAL, Siches declaró “nosotros seguiremos trabajando por la salud de los chilenos y chilenas, ese es el norte de nuestra administración, si el Ministerio y el gobierno -este o el próximo- quiere hacerlo, esperamos se concreten los acuerdos, que buscan fortalecer el sistema público, firmados hace más de 3 años.”