El COLEGIO MEDICO DE CHILE A.G. se suma a la preocupación mundial por la Hepatitis C y desea destacar lo siguiente  :

1.-En Chile hay aproximadamente unos 5.000 pacientes diagnosticados con Hepatitis C, de los cuales sólo 500 han recibido tratamiento. La prevalencia en la población chilena se estima en un 0,3 %, por lo cual existirían unas 50.000 personas infectadas que lo desconocen, por ser una enfermedad asintomática.

2.-La Hepatitis C es una patología AUGE, sin embargo hasta la fecha sólo se dispone en la canasta de tratamiento en base a Interferón que tiene una eficacia limitada, de sólo un 40% , con muchos efectos colaterales  y que dura 12 meses, por lo cual los especialistas se resisten a prescribirlo.

3.-Una buena noticia es la reciente aprobación la nueva canasta que incluye los antivirales de última generación, que tienen una tasa de curación del orden del  95%, con bajos efectos colaterales y que dura sólo 3 meses. Lamentablemente los pacientes más enfermos aun tendrán que esperar 6 meses, antes de la entrada en vigencia del decreto modificatorio. Esta canasta cubrirá en primera instancia sólo a los pacientes mas enfermos y el resto tendrá que seguir esperando.

4.- La evolución natural de esta enfermedad en los  pacientes no tratados en forma oportuna es la cirrosis y/o cáncer hepático.

Es importante destacar que actualmente en el mundo, hay mas muertes por Hepatitis C que por SIDA  y que en Chile el 20% de los transplantes hepáticos son por Hepatitis C.

5.- Es fundamental diseñar un polìtica de salud destinada a diagnosticar a los portadores de la Hepatitis C que desconocen su enfermedad y que muchas veces sólo son pesquisados en etapas avanzadas de la enfermedad (cirrosis).

En la atención primaria aun NO EXISTE DISPONIBILIDAD para realizar la serología del Virus de Hepatitis C asi como tampoco de la Hepatitis B, lo cual nos parece incomprensible.

6 .- El COLEGIO MEDICO DE CHILE  hace un llamado a las autoridades de Salud para  que incluyan en forma rutinaria el examen de VHC  en la población de riesgo y que la disponibilidad de los nuevos antivirales se materialice a la brevedad.